Una de las grandes preocupaciones de la mujer (y de muchos hombres) es mantener su piel hidratada. Gracias a esta buena hidratación se evitan las grietas, la descamación  y el envejecimiento prematuro de la piel.

Hoy te voy a  mostrar unas cremas hidratantes caseras para cada tipo de piel, pero primero te voy a enseñar cómo saber qué tipo de piel tienes, ya que si aplicas una crema incorrecta puedes obtener el efecto contrario.

Tenemos cuatro tipos de piel:

  • Piel Normal: está muy hidratada y no tienen ningún tipo de brillo. Si tiene poros están casi cerrados y la textura es regular. No tienen ningún tipo de imperfecciones. Es la mas fácil de tratar, ya que solo hay que intentar mantener estas características. Para saber si este es tu tipo de piel, pasa un algodón por tu rostro al despertarte y si no hay rastro de grasa, tu piel es normal.
  • Piel Seca: lo mas característico de esta piel es que prácticamente no tiene ningún poro y los pocos que pueda tener están cerrados. No tiene brillos y su textura es tirante, apagada y rígida. Suele tener manchas y aparecen prematuramente las arrugas, le afectan mucho los cambios climáticos. Este tipo de piel necesita muchos cuidados y una hidratación profunda. Para reconocer este tipo de piel, haz el mismo paso del algodón, y si no hay grasa y tienes los síntomas anteriores, tu piel es seca
  • Piel Grasa: este tipo de piel tiene muchos poros abiertos y puntos negros. Los brillos son constantes, sobre todo en la zona T (frente, nariz y mentón).  Tiene muchas imperfecciones y su textura es irregular. El mayor problema de esta piel es el acné. Para saber si este es tu tipo de piel, la prueba del algodón es infalible, si en él encuentras grasa y tienes acné, este es tu tipo de piel.
  • Piel Mixta: esta piel tiene la zona T grasa (frente, nariz y mentón) y el resto del rostro seco o normal.  Para saber si este es tu tipo de piel, primero pasa un algodón por la zona T y luego por las mejillas, si la zona T tiene grasa y las mejillas no, este es tu tipo de piel.

Una vez que ya sabes que tipo de piel tienes elige una de estas mascarillas según la clasificación:

Mascarilla para cutis normal:

– 100 gr de aguacate

– 100gr fresas

– 50gr tomate

– 100gr plátano

– 50gr de germen de trigo

– 1 cucharada sopera de aceite de oliva

Captura de pantalla 2014-09-07 a la(s) 16.23.47

 

Mascarilla para cutis secos:

– 2 yemas de huevo

– 50 gr miel

– 1 cucharada de café de aceite de oliva

Captura de pantalla 2014-09-07 a la(s) 16.21.25

Mascarilla para cutis grasos:

– 1 yogurt

– 2 claras de huevo

– 50 gr arcilla

– 100 cl zumo de limón

– 50 gr pepino

Captura de pantalla 2014-09-07 a la(s) 16.26.34

Mascarilla especial espinillas: si tienes espinillas y quieres deshacerte de ellas sigue estos pasos. Pones un ramillete de perejil en una taza con agua tibia y lo dejas en remojo unas doce horas. Pasadas estas horas, cuelas el agua y la aplicas en las zonas afectadas con un algodón. Esta loción tiene un efecto astringente que limpia y cierra los poros.

 

Todas las mascarillas anteriores debes aplicarlas en tu cutis durante 15 minutos y luego enjuagarlas con agua tibia.

Otros trucos para que la hidratación de tu cutis sea más efectiva son:

–       haz el tratamiento hidratante por la mañana y por la noche

–       haz un baño de vapor antes de la hidratación

–       mantén una alimentación equilibrada

–       bebe dos litros de agua diarios

Espero que te sirvan de mucho estos trucos  y dinos qué tal los resultados en nuestras redes sociales.

Victoria Meseguer

Victoria@shoppermagazine.es