La situación que hemos vivido ha supuesto un cambio en muchos aspectos, y uno de ellos sin duda ha sido el incremento de la compra online. Asimismo con la creciente proliferación de Aplicaciones para la venta o el intercambio de productos como Vinted o Wallapop, son cada vez más los particulares o las empresas que envían y reciben paquetes casi a diario. En Shopper sabemos que la diferencia reside en el detalle, por eso hemos querido reunir algunas ideas creativas para que consigas que tu interlocutor se quede boquiabierto.

  1. El tamaño del envoltorio debe ajustarse a su contenido: A pesar de que este tip alude al más puro sentido común, es preciso hacer hincapié en el mismo. Es decir, si tenemos que remitir pequeños accesorios o prendas de ropa no emplearemos cajas grandes de cartón, ya que quizás el receptor quede algo desilusionado cuando compruebe lo que hay en el interior. Además también evita que haya una mayor contaminación debido al exceso de cartón, papel, plásticos…
  2. Seguridad: Resulta fundamental asegurar al máximo el embalaje para evitar que el producto sufra ningún tipo de daño, así como adecuarlo al tipo de envío que vayamos a realizar. En el caso de que sean piezas frágiles debemos indicarlo en el envoltorio, o utilizar un tipo de paquete que nos ayude a garantizar tal seguridad como por ejemplo sobres con burbujas un embalaje apropiado en el caso de piezas de decoración o bisutería, ya que nos permite evitar que el producto reciba directamente el impacto.
  3. Personaliza el paquete al máximo dependiendo del continente y el receptor: Si queremos sorprender al comprador, y mejorar o mantener nuestra imagen de marca apostar por embalajes personalizados siempre es garantía de éxito. Podemos aprovechar nuestra imagen corporativa a modo de sello o recurrir a elementos decorativos que tengamos por casa como flores o papel reciclado (revistas, periódicos, papel de regalos…). También es una buena idea remitir mensajes manuscritos personalizados en el interior, una forma muy sencilla de acercarnos al comprador e introducirlo en nuestro universo de marca. 
  4. Apuesta por el envío urgente en la medida de lo posible, sobre todo en el caso de los envíos internacionales. La inmediatez es una de las características más presente en los hábitos de consumo actuales, de modo que la satisfacción del cliente será mayor cuanto antes reciba su compra. Esta opción también contribuye a que los desperfectos o daños que pueda sufrir el paquete sean menores, ya que el tiempo en tránsito será menor. 

Estos son algunos de los tips fundamentales a la hora de llevar a cabo el envío de paquetes, recuerda que cuanto mejor sea el aspecto del paquete y más adaptado esté al usuario que lo recibe, mejor será la respuesta y la crítica del receptor, de cara a futuras compras.