Beatriz Alfonso, La Polaca, mostrará su proceso creativo, lleno de mimo, tradición e imaginación, el próximo 18 de diciembre, a las 20:00h, en Dulcelatte

El proceso minucioso y artesanal de La Polaca, la marca creada por Beatriz Alfonso, será el protagonista de los “Momentos Alhambra” de Creando Despacio. El próximo 18 de diciembre, a las 20:00h en Dulcelatte, la artista presentará su mundo creativo, en el que plasma procesos personales en piezas únicas, consiguiendo bisutería talismán, usando como medio de expresión la cerámica esmaltada. 

Beatriz Alfonso cursó sus primeros años de formación artística en la Escuela Superior de Arte y de Diseño de Murcia. En los siguientes años comenzó a adentrarse de lleno en el mundo de la cerámica impartiendo talleres y empezando a diseñar y a dar forma a pequeñas piezas de bisutería cerámica bajo el nombre de Très Jolie. En 2013 decidió crear su propia tienda-estudio en la Calle Platería de Murcia donde Beatriz, atiende a clientes mientras modela y crea todas las piezas.

Tras conocer la inspiración y los métodos de trabajo de artistas como María de ValcárcelProcerámico Espartéame, la disciplina artesanal de Murcia Inspira Cervezas Alhambra contará con una artista que enlaza tradición y vanguardia y que, como la marca cervecera, comparte el privilegio de manejar sus propias reglas y tener su propio lenguaje. Cada pieza de La Polaca tiene una impronta particular, rebosante de intensa belleza, fruto de haber sido elaborada desde un profundo amor al arte. La artista asegura que se inspira “gracias al poder de las vivencias, de situaciones, de observar. Transmito todo eso en piezas únicas, que tienen el concepto de una historia narrada tras ellas”.

Del vínculo de la marca con la artesanía contemporánea nace Creando Despacio, una serie de encuentros en los que los artistas y artesanos muestran los secretos de sus creaciones en un entorno que invita a detenerse y a descubrir. Porque Cervezas Alhambra cree que la vida solo se disfruta plenamente cuando vamos sin prisa, cuando dedicamos el tiempo necesario a experimentar lo que nos rodea con los cinco sentidos.