Vanguardia y tradición se fusionan en un nuevo concepto donde el campo y el expresionismo abstracto americano consiguen armonizar en prendas despojadas de género.

¿Quién es Salvador Corbalán? Háblanos un poco de ti, sobre tu trayectoria profesional…

Soy una persona que está empeñada en conseguir algo muy difícil: vivir de mi arte, de mis pasiones y de mis manos. Visto cuerpos desnudos con prendas despojadas de género. Alterno la moda con el gráfico y la historia del arte, que me ha acompañado toda la vida. Me fui de Murcia y volví a Murcia, cuna de todo lo que entiendo como bello.

¿Por qué decides iniciarte en el sector de la moda?

Realmente no me acuerdo. No tengo una historia larga ni vengo de una larga estirpe de modistas. Lo cierto es que un día estaba en el patio del instituto y empecé a fantasear con unas amigas sobre lo increíble que sería ser diseñador y hacer ropa para todas ellas. Claro que tenía catorce años y mi idea de la moda era básica cuanto menos. Lo increíble es que esa idea no murió, sino que mutó. Se transformó en delicadeza y sentido. Moda con mayúsculas, con un mensaje.

Te marchas a Madrid, para formarte en diseño de moda y además compartes taller con algunos de los grandes de la moda nacional (Mané Mane, Palomo Spain…) ¿Cómo influyen ambas cuestiones a la hora de llevar a cabo tus creaciones?

Cuando trabajas o eres discípulo de algún gran diseñador, lo primero que tienes que hacer es callar y oír. Del contacto con profesionales del mundillo, aprendí que este es un trabajo muy duro por dentro, pero en el que hay que mostrar siempre una apariencia de serenidad y éxito: ‘ ‘Keep it simple’’.

¿Por qué decides regresar a Murcia y poner en marcha tu propia firma?
No podía no hacerlo. Murcia tiene algo que te atrapa de verdad. No conozco a nadie que no se haya sentido cautivado por esta tierra. Recuerdo las visitas exprés en Navidad o Semana Santa, se me hacían cortísimas, me volvía llorando en el tren. ¿Sabes qué es lo más curioso? Que yo siempre había juzgado a los que vuelven. No podía entender cómo alguien era capaz de renunciar a la vida en la ciudad y volver a su pueblo. Y años después, toda mi lógica se volvió contra mí. Tuve que irme de Murcia para valorar lo que era Murcia y para ver que aquí ocurren cosas muy interesantes en el ámbito cultural.

¿Cómo es la mujer / hombre para el que diseña Salvador Corbalán?

Como comentaba al principio, cada vez más me he ido desligando del concepto de género. A pesar de que las prendas que presento las llevan mujeres, no son pocos los hombres que me las han encargado para sí mismos. Esto es solo el principio, porque me quiero acercar a un espectro más abierto de consumidores/as. Cada vez estoy más sensibilizado con el sector LGTBI y todo el abanico de realidades que engloba.

El mundo rural y la tradición cobran un valor especial en tu última colección ¿por qué?

No hay nada que me guste más que los extremos. El mundo de las ‘Señoras’ tiene mucho que ver con lo rural y tradicional. Mi abuela y sus refranes, el campo, la gastronomía, los oficios. Siempre he prestado mucha atención a la belleza que encierra todo este universo. Una belleza que no es evidente, pero que está. A veces tosca y despiadada, pero más pura que ninguna. Además al regresar a tu tierra te apetece abrazarla con todas las ganas.

¿Cómo definirías en líneas generales la firma Corbalan Studio?

Todo lo que rodea a la firma está impregnado de unas tendencias artísticas base. Por un lado, el expresionismo abstracto americano, tendencia que me obsesionó durante años y que emerge en todos mis bocetos. Otro elemento es el círculo (siempre imperfecto) que es la columna vertebral de todos los patrones y por último podría asegurar que la filosofía estética japonesa de “El vacío” o dicho de otra forma: La belleza de la ausencia.

Ganador del último Crea Murcia de diseño de moda y nuevo miembro de la plataforma Bloque Emergente, al parecer tu caso se ha convertido en la excepción del “nadie esprofeta en su tierra” ¿Has tenido una vuelta a Murcia por todo lo alto? ¿Qué han supuesto tales experiencias para ti?

Ha sido un año de éxitos y de alegrías constantes. Ganar el último Crea Murcia fue toda una sorpresa teniendo en cuenta que el nivel en todas las disciplinas es muy elevado. Doy gracias a mi ‘Yo’ del pa- sado por pasarme dos semanas sin parar para preparar un proyecto del que estuviera orgulloso. En lo profesional me he encontrado con personas tan brillantes como los integrantes de Bloque (Las Culpass, Pedro Lobo y Cons- tanza + ) que además me han regalado la oportunidad de demostrar lo que sé hacer. No entiendo mi éxito sin esta plataforma y sin la ayuda emocional de todos mis allegados. Por último, no puedo dejar de hacer mención a un lugar tan importante y necesario como es Factoría Cultural Región de Murcia, que nos pone en con- tacto con artistas y emprendedores en un ambiente intelectual y muy cercano. Hay que aprovechar que algo así exista en Murcia, que tanto se lo merece.

Redacción_ María Huertas / Fotografía_ Enrique Selma