España es el cuarto país del mundo, por detrás de la India, Rusia y EEUU, con más muertes por selfie. ¿Sabías que un simple autorretrato (conocido más popularmente como selfie) puede costarte la vida? Ya en 2015, las cifras indicaban que los accidentes por selfie mataron a más personas que los accidentes por subir al Everest o por ataque de tiburón.

A consecuencia de estos preocupantes datos, como agencia de marketing digital experta en el sector, eStudio34 ha lanzado un desafío en Instagram, red social por antonomasia de los selfies, que lleva por nombre #BSafie, y que anima a los usuarios a buscar y/o hacer una S. Además, publica con cierto toque de humor una Guía Selfie con casos reales de accidentes y algunos consejos para evitarlos. ¿Sabrías decir cuáles son los lugares y situaciones con más accidentes?

1. Alturas y Pendientes

Hacerse fotos en un puente, acantilado o en la azotea de un edificio siempre augura un desastre, y es que más del 33% de muertes que se producen en cimas de montañas y edificios altos son la causa de la búsqueda del selfie más extremo y con las mejores vistas. ¿Qué te recomendamos? Observa siempre a tu alrededor y obedece las señales; mira dónde pisas para no tropezarte; no estaría de más medir la velocidad del viento para evitar ráfagas que se te puedan llevar volando (tranquilo ya existen apps que lo hacen); ponte zapatos con buena sujeción; y, por último, si eres de los que tienes suerte y tienes amigos forzudos, pídeles que te acompañen para agarrarte bien en caso de caída.

Caso Real. En marzo 2016, un hombre de 30 años se cayó de la Roca del León en Hong Kong y murió mientras se hacía un selfie.

2. Agua en los alrededores

Vigila donde pisas cuando hay agua a tu alrededor. Cascadas, ríos y océanos podrían convertirse en tu peor enemigo y, aunque sepas nadar, nunca sabes dónde te estás metiendo. Los datos indican que el 29% de las muertes en estas situaciones son por intento de hacerse fotos en lugares en los que debes tener puestos todos tus sentidos.

Caso real: Un estudiante universitario murió ahogado en la presa de Waldevi (India) tras hacerse un selfie sobre una roca.

3. Electricidad

Actúa como una persona civilizada y normal y súbete al tren como todos los demás, ya que subir encima o ponerte en las vías no tiene ninguna gracia. Subir a la parte superior sosteniéndote a los cables de alta tensión o caminar por las vías del tren no te va a llevar a buen destino, y es que más del 16% de muertes en circunstancias parecidas es debido a gente que quería hacerse un sefie y que, por razones obvias, no terminó bien. Te diríamos que, por supuesto, además de obedecer las señales evidentes de que está llegando un tren, aprendas a disfrutar de las vistas desde la ventana, igual de bonito y mucho más seguro; no sientas la necesidad de sacar la cabeza o cualquier extremidad fuera y, por último, pero no menos importante, presta atención al silbato del tren y evita cruzar las vías si la barrera está bajada.

Caso real. En agosto de 2014 en la India, un ni o de 14 se electrocutó al intentar hacerse un selfie en la parte superior de un tren parado.

5. Al volante

Cuando se recomienda no usar el teléfono mientras se conduce, también incluye no hacerse selfies, ya que las cifras indican que el uso de las redes sociales ya es una de las mayores causas de accidentes al volante, supone más del 6% de muertes. Aunque te veas en el espejo retrovisor y luzcas espectacular, hacerte una foto mientras conduces un coche, una moto, un barco o un tractor no es muy buena idea. Mientras conduces mantén el teléfono lejos para evitar tentaciones.

Caso real. En abril de 2014, una mujer de 32 años de edad, de los EEUU chocó con un camión después de publicar un selfie.

6. Con animales

Aunque las fotos con animales son muy populares, los osos, toros, bisontes, o los avestruces no quieren que los molestes. Resulta peligroso porque nunca sabes cómo van a reaccionar, de hecho más del 4% de las muertes por selfies son resultado de posar junto a un animal. Te aconsejamos que te distancies de cualquier miembro del reino animal que no esté vacunado o tenga microchip; tampoco tienes por qué acariciar a todos los animales que encuentres en la calle o en el zoo; y asegúrate que están alimentados adecuadamente.

Caso real. En agosto de 2015, un hombre murió en un encierro en España al intentar hacerse un selfie con un toro.

Si realizamos una búsqueda en Instagram del hashtag #selfie podemos encontrar más de 400 millones de fotos, y aunque son muchas las advertencias en los medios respecto a las selfies, la realidad es que el número de dichos accidentes no para de verse incrementado. Por ello, países como Croacia, Rusia o Corea, entre otros, ya han empezado a crear iniciativas a través de señales de tráfico o con pasos de peatones inteligentes para adictos al móvil advirtiendo del peligro de usar smartphones en situaciones inadecuadas. Asimismo, museos, estadios, ferias y lugares emblemáticos de todo el mundo ya han prohibido y penalizan el uso de los llamados palos selfie extensibles; como por ejemplo la National Gallery de Londres; el Coliseo de Roma; el palacio de Versalles en París; el museo Metropolitano de Arte de Nueva York; el estadio de Wembley en Londres; Disney World o la Comic-Con en San Diego.

Ahora que sabes que el palo selfie no está admitido en todos los lugares, te recomendamos usar un temporizador, descargarte una aplicación, usar una carcasa antigravedad o, simplemente y la mejor opción para nosotros, ¡olvídate del teléfono y disfruta de las vistas!