Con el principio de año, los nuevos propósitos se acumulan como si de una lista interminable se tratara. Decidimos cambiar nuestros hábitos de vida, nos tomamos las relaciones personales desde otra perspectiva, emprendemos nuevos proyectos… con tantos objetivos, uno nunca sabe por dónde empezar, quizás sea el momento de sentar las bases de una nueva vida en el sitio donde invertimos la mayor parte de nuestro tiempo (y no es en la oficina) ¿Por qué no reformar o redistribuir nuestro hogar de cara a 2020?

No estamos hablando de feng shui, más bien de cómo podemos organizar nuestra vivienda, para conseguir un máximo aprovechamiento, tanto del espacio como de las ventajas de su ubicación, distribución, etc. En Shopper tenemos unos pequeños consejos que quizás sea el momento de ponerlos en marcha.

  1. ¡Que se haga la luz! Si quieres ganar amplitud en tu hogar, la luz se convierte en uno de los perfectos aliados, poténciala y evita cualquier elemento que pueda bloquear su paso como tabiques, telas opacas, elementos decorativos voluminosos, etc. Opta por situar las habitaciones en las que se invierta un mayor tiempo a lo largo del día en las áreas con mayor iluminación.
  2. Una estancia, mejor que dos: Es mejor contar con una habitación más amplia que dos mini, si tienes la opción apuesta por unir habitaciones, eso te permitirá ganar metros, una mayor comodidad de paso, reducción del recorrido y amplitud de espacio. Por ejemplo puedes eliminar tabiques o en el caso de techos altos dar una doble altura que te permita tener salón en la parte inferior y habitación en la superior. Esta opción es recomendable en estudios o loft con pocos metros, las escaleras online de diseño te pueden ayudar a crear nuevas y originales propuestas que contribuirán a crear un espacio diáfano y luminoso. Las barandas de madera
  3.  combinadas con peldaños blancos son una de las tendencias que más destacamos para este 2020.
  4. Puertas correderas o zonas acristaladas: Si quieres separar ambientes, pero mantener la amplitud de espacio, opta por tabiques bajos con la parte superior acristalada y sustituye las puertas abatibles por puertas correderas de cristal o materiales que permitan que penetre la luz. De esta manera conseguirás mayor intimidad en cada uno de los espacios, pero no existirá una estricta división de las estancias. 
  5. Analiza tus necesidades y prevé los cambios futuros: A la hora de llevar a cabo una reforma o redistribución de tu hogar es fundamental conocer cuáles son tus necesidades y si tienes la intención de modificar en un futuro las estancias o espacios que la componen. En qué habitaciones inviertes más tiempo, si prevés aumentar el número de componentes de la familia, si tu futuro profesional puede provocar un traslado a medio-largo plazo, si quieres destinarla al alquiler en un futuro o tienes las posibilidades de incrementar su espacio, etc.

¿Has dejado que nuestros consejos te convenzan para darle un nuevo giro a tu hogar el próximo año? Pues no lo dudes, año nuevo, vida nueva y casa nueva.