La Semana Santa de Cartagena es una de las festividades locales más características de esta ciudad de nuestra región. Son un total de diez días intensos que se disfrutan en toda su plenitud y con gran entrega. Tiene comienzo el viernes de Dolores y termina el Domingo de Resurrección.

Esta festividad es considerada de Interés Turístico Internacional desde el 2005. Su vocación nocturna hace que los desfiles adquieran un carácter propio del dolor y del martirio que se representa. Lo que la hace tan genuina respecto a las demás, es el recorrido por el casco antiguo de Cartagena.

¿Cómo son sus desfiles?  En cuatro palabras: luz, flores, orden y música. Los tronos y los vestuarios son totalmente impecables, vestimenta y bordados que esconden detrás un gran trabajo. En esta Semana Santa vemos reflejado el trabajo ininterrumpido de los procesionistas.

La madrugada del jueves tiene lugar lo más especial de las procesiones. Vía Crucis de la Cofradía del Cristo del Socorro marca el inicio de la Semana Santa desde la Catedral Antigua, acompañados por un tambor sordo y el rezo de las estaciones. Se caracteriza por su austeridad y su fuerte contraste con el resto de las procesiones.

En el Sábado de Pasión, se procede al traslado de algunas imágenes desde sus residencias habituales hasta la Iglesia de Santa María de Gracia o a la inversa. Las imágenes del Cristo de la Agonía, Virgen Dolorosa y Virgen de la Soledad de los Pobres salen del Colegio del Patronato, Iglesia de San Pablo e Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús se portan a hombros de los penitentes en pequeñas andanas de madera.

Por último, el Cristo de la Misericordia regresa a la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, tras el desfile de la noche del viernes de Dolores.

¡No te pierdas las procesiones más destacadas y espectaculares!

La procesión principal es la del Martes Santo, el día de la Semana Santa más cartagenero de todos. Los piquetes de Infantería de Marina y del Ejército de Tierra acompañan a los santos por la calle Mayor.

Otra de ellas, es la Magna Procesión del Cristo del Prendimiento de los Californios, el Miércoles Santo y la Procesión del Santo Entierro de los Marrajos (Viernes Santo).

 

En tu Semana Santa cartagenera no puedes perderte la procesión del Lunes Santo de la Cofradía Marraja, denominada “las promesas”, en la que desfila la Santísima Virgen de la Piedad.

Los mejores puntos céntricos para disfrutar de las procesiones son: la Calle del Aire, la Calle Mayor y la Puerta de Murcia.

 

¡No te vayas sin hacer estas paradas! Si Cartagena ha conseguido conquistarte con su Semana Santa, quedarás eclipsado por sus paisajes y rincones empapados de historia.

Contempla dos mil años de historia en el Teatro Romano de Cartagena, uno de los acontecimientos arqueológicos más importantes de la ciudad construido en época del emperador Augusto.

Una última curiosidad es que fue premiado en 2010 con el Europa Nostra de la Unión Europea por el excelente estado de conservación en el que se encuentra, la exquisita restauración y la conservación de los tesoros desenterrados.

Pasea por el casco antiguo de Cartagena, comenzando en el Palacio Consistorial y la entrada del Teatro Romano, justo al dejar el puerto, y por un agradable paseo repleto de edificios modernistas, restaurantes, iglesias, taperías, tiendas, yacimientos e incluso edificios militares.

Entre las cosas más destacadas están: El Palacio Consistorial, La Casa Cervantes (actual Sabadell), El Casino de Cartagena, La Iglesia de Santo Domingo, La Casa Llagostera y al final de la calle encontrarás El Gran Hotel, Capitanía, El Foro Romano, y multitud de puntos de interés más.

¡Disfruta y descubre una Semana Santa al estilo cartagenero!

Realizado por Camila de Castro

 

BANNER-TESLA