Victorio Melgarejo es un orgulloso murciano que se dedica a la gestión cultural, y además es parte de la asociación regional Hay un tigre detrás de ti. Afable y discernido Victorio denota en sus palabras toda la intensidad con que saborea la vida. Aunque por encima de todo este apasionado del arte de define como “el padre de Helga y Aida”.

¿Quién es Victorio Melgarejo?

Pues siempre he pensado eso de “no hable mucho de usted, ya lo haremos nosotros cuando se vaya”. Me resulta difícil hablar de mi. Como tengo que responderte diré que soy murciano, apasionado, feliz y agradecido a todo lo que la vida me ha dado. Soy perseverante y al final he orientado mi vida en la línea de hacer cosas que me gusten, por unas pago y por otras cobro. Se ve sencillo, pero todo tiene un peaje que yo pago gustosamente. Me encanta compartir todo, entiendo que todo lo que no se da se pierde, no sirve para nada. Me da vida aprender algo, es algo que me resulta vital, el hecho de saber algo que desconocía me produce un estado de bienestar emocional al que estoy enganchado. Me alimenta la música, el cine, la literatura, y en general disfrutar de todas las artes y la cultura, que es la manifestación humana de lo sagrado. Me interesa muchísimo también el mundo de la comunicación, incluso desde su origen más antropológico y su relación con la esencia de la sociología misma. Me gusta estar con mis amigos, viajar, reír, disfrutar las cosas con Reme y ver crecer a mis hijas. Al final, si solo tuviera que decir una cosa sería: “soy el padre de Helga y Aida”

¿Cómo es un día en la vida de Victorio Melgarejo?

Pues por suerte, y también por decisión, mis días son muy distintos. Eso para mi resulta esencial. La monotonía y la rutina acaban minándome. Ni en su mejor sentido, el de la seguridad y la estabilidad, me hacen bien. Yo he encontrado seguridad y estabilidad en la aventura. Es algo que he conseguido. Necesito hacer cosas distintas, necesito que me pasen cosas, necesito conocer personas, aprender, descubrir, estar siempre metido en proyectos nuevos, abrir caminos, necesito creatividad. Mi vida tiene eso. A mi me desestabiliza emocionalmente la ausencia de ilusiones y estar atado a un horario y puesto concreto. Mis días son dispares. Hay que tener en cuenta que mi trabajo y mi ocio están fundidos. Viajo constantemente para trabajar, pero casi siempre lo hago con Reme o con mis hijas y nos divertimos también mucho. A veces trabajo 16 horas seguidas y a veces dedico días a pasear, ver mucho cine, ver exposiciones, asistir a conferencias, pensar, leer o escuchar ópera, jazz, o flamenco. Una cosa me sirve para hacer la otra. Son eslabones de una misma cadena.

¿Cómo surgió la idea de la asociación cultural “Hay un tigre detrás de ti”?

Quizá ahora con perspectiva podemos decir que fueron la inquietud, la curiosidad y las ganas de ser proactivos de un grupo de amigos lo que impulsó la creación de la Asociación. Queríamos divertirnos, pasarlo bien haciendo cosas que nos gustaran. Nos presentamos en Junio de 2014 en el Aula de Cultura de CajaMurcia con una posterior fiesta en la Sala Teatre. Originalmente la componían 8 miembros, profesionales destacados del mundo de la imagen y comunicación, a saber, Fede Leante (fotógrafo), Miriam Albasini (diseñadora gráfica), Carmen Martínez Morales (especialista en moda y protocolo), Juan Miguel Navarro (dr. ingeniero de telecomunicaciones, especialista en nuevas tecnologías), Sergio García (productor audiovisual), Cris Alcázar (especialista en marketing online), Ángel López Naranjo (formador, experto en marketing y coach) y yo mismo, cuyo mérito no es otro que haberlos juntado a ellos. Muy poquito después se incorporaron Alvaro Peña (pintor e ilustrador), Antonio Botías (periodista, escritor y Cronista Oficial de Murcia) Francisco Martínez-Campos (periodista de raza, experto en medios audiovisuales) y Belén Luján (especialista en gestión de empresas). Hoy ya somos más de 100. Como ves lo mejorcito de cada casa.

ENTREVISTA VICTORIO-2¿Qué habilidades y/o capacidades debería tener un gestor cultural?

Pues yo pienso que todas las profesiones y las aventuras empresariales requieren capacidades especiales y concretas en cada caso. Tampoco hay que pensar que la gestión cultural precisa de un ADN distinto a los demás. Como elementos diferenciadores, que siendo más o menos necesarios al menos facilitan las cosas, citaría una especial sensibilidad, mucha intuición, altas dosis de creatividad, facilidad para la negociación y empatía en las relaciones humanas. Pero bueno, supongo que estas cuestiones vienen también bien a un matemático, un comerciante o un fontanero. Hay que tener los pies en la tierra y ser humilde. Yo aprecio muchísimo todas las capacidades y todas las profesiones quizá porque no conozco a nadie que sepa hacer menos cosas que yo mismo. Sí que es necesario tener ese punto de espíritu emprendedor, como cualquier actividad empresarial claro, y de forma específica tener amplios conocimientos sobre arte y humanidades. Con todo, lo principal, a mi juicio, también como en otros trabajos, es saber rodearte de las personas idóneas y procurar que todo el mundo sepa mucho más que tú.

¿Crees que se está explotando lo suficiente la cultura murciana?

Si la respuesta fuese una oración diríamos que el sustantivo es “rotundamente no” y el predicado es “mucho mejor que antes”. Pero aún siendo verdad que son las instituciones las que han de constituirse como avanzadilla y salvaguarda de nuestro patrimonio cultural, no lo es menos que hay que reivindicar el papel imprescindible de la sociedad civil. Todos somos protagonistas de nuestra historia y tenemos responsabilidades para con nuestra tierra y nuestras generaciones futuras. No me gusta quedarme en el sillón contemplando lo que se hace y emitiendo opiniones en uno u otro sentido, ni entiendo que esa sea la actitud de nadie. Debemos escribir nuestro presente y futuro y ser actores de nuestro tiempo. Lo principal es tener humildad, es necesaria para aprender y compartir. Después está la voluntad, no se debe confundir la falta de oportunidades con la falta de voluntad. Las cosas son siempre posibles. Todo está al alcance de nuestra mano. Hay que luchar por los sueños sin descanso. Las instituciones siempre van a ir a remolque. Los cambios los tenemos que liderar nosotros.

¿Dónde ves encaminada a nivel personal y profesional tu vida en 15 años?

No separo mi vida personal y profesional. Mis perspectivas de futuro están más ligadas a las personas que a cualquier desarrollo empresarial. Espero tener un proyecto en mente, una ilusión por crear algo y estar pendiente de conocer o descubrir a algún artista genial. Confío en haber terminado de escribir un libro que tengo en curso, sin pretensiones de best-seller ni nada de eso, claro. Me gustaría estar rodeado de mi familia y disfrutar con mis amigos. Los placeres son eternos. Serán los mismos que hoy y que hace 20 años. La ópera, el mar, el buen vino, la fruta en verano, los amigos, los toros, los discos de Miles Davis, los libros de aventuras, la poesía, el cine en B/N, las fotos de Alfred Eisenstaedt o Robert Doisneau, visitar exposiciones, conocer algunos lugares mágicos que tengo pendientes y, sobre todo, ver mucho a Helga y a Aida, y haberles podido transmitir que merece la pena ser siempre coherente con uno mismo y que Murcia es una tierra maravillosa. No puedo imaginar nada mejor en mi vida.

Redacción_Beatriz García
Fotografía_Vic Soriano

BANNER-TESLA