Todo el mundo está escuchando hablar de Vero pero, ¿qué es? Bien, es la nueva red social de moda, competidor directo de Instagram y en menor medida de Facebook.

La diferencia de Vero con el resto de redes sociales es que esta ha prometido no tener ningún tipo de publicidad, y que el feed será siempre cronológico. De hecho, es tanta la publicidad de sus competidores, que Vero se ha dado a conocer gracias a Instagram.

En Vero se pueden publicar fotos, vídeos, recomendaciones musicales, literarias… ¡de todo! La simbiosis perfecta entre Facebook e Instagram.

Además, hay muchas novedades que permiten acercar esta red social a una “red de la vida real”.  Cómo ya hemos dicho, las primeras y más importantes, que son las que sacan de quicio a los consumidores de Instagram, es el eje cronológico y la excesiva publicidad, esto ya no será un problema. También puedes seguir al resto de usuarios clasificándolos por el grado de amistad (‘mejores amigos’, ‘amigos’, ’conocidos’, ’followers’), también se puede acceder a la búsqueda de eventos, tendencias… Otra función importantísima que ofrece Vero es la de la intimidad, sentencia el mercado del big data (paquetes de datos personales de los usuarios vendidos a grandes de empresas), y eso es algo que a estar alturas de la web 2.0 se agradece.Pero no todo son ventajas, o al menos si formas parte del segundo millón de personas que se descarga la aplicación. Como bien ha expresado la app, el primer millón tendrá la aplicación gratis de por vida. En el caso de que no sea así, Vero será de pago y habrá que pagar una pequeña cuota al año –como Whattsapp-. Esa no es la única forma que tiene la app de financiarse, ya que en la misma aplicación se puede comprar contenido de canciones, libros y, en general, todo tipo de productos, de las que Vero sacará un porcentaje.

La ruptura con el resto de redes sociales llega a través de Vero. ¿Será la definitiva u otro proyecto que tras unos meses de moda se vendrá abajo?

Realizado por Ángela Sánchez-Mondéjar

BANNER-TESLA