El conjunto murciano Claim está de estreno con Sofá Paraíso. Tras el éxito de su presentación el pasado 9 de noviembre, ya han agotado las entradas del concierto que ofrecerán el próximo viernes en el Centro Puertas de Castilla. Quienes empezaran a despuntar a finales de 2015 con una pequeña joya titulada Barbados, un Ep compuesto por 6 canciones de cimentación Pop con letras de corte vivencial. Regresan este 2018 con nuevo trabajo bajo el brazo que promete llegar a los salones de todo el mundo y convertirse en una de las sensaciones de la temporada. Entre risas y recuerdos, hemos aprovechado para sentarlos en nuestro sofá a hablar esta nueva andadura.

Hace casi tres años os presentabais en sociedad con Barbados. Un ep que ha conseguido calar en el público y que os ha llevado a tocar a algunos de los escenarios de mayor relevancia nacional. Personal y profesionalmente ¿qué sensaciones os ha dejado?

Gonzalo: Barbados nació, para quitarnos la espina de un proyecto anterior que dejamos a medias, y poco a poco fue cobrando fuerza. Es verdad que nosotros fundamos Claim con una perspectiva más seria que el proyecto anterior, pero Barbados funcionó realmente bien y no solo nos llevó a hacernos un hueco aquí en Murcia, sino que pudimos formar parte de varios festivales en los que llevábamos mucho tiempo queriendo tocar como el Sansan, el Sonorama o el Warm Up. Está claro que como primer paso no pudo habernos ido mejor.

Barbados y Sofá Paraíso, ambos títulos responden a dos conceptos muy idílicos…

Ramón: La verdad es que sí, sin embargo contrasta con el hecho de que siempre hablamos de cuestiones muy cotidianas, que puedes tocar prácticamente con la palma de la mano. Nuestro primer proyecto reaccionaba ante el concepto de “movilidad exterior” que algunos políticos mencionaban, buscábamos decirles de alguna forma que “aquello no es Barbados”. Ahora con Sofá Paraíso también queremos tomarnos un poco a broma ese hogar fantástico, protegido y maravilloso que todo el mundo se cree, y que nosotros también nos hemos creído. Quizás siempre buscamos ponerle el toque de “coña” a las cosas en relación a ese paraíso que siempre estamos buscando.

De hecho vuestras letras tienen cierto aire costumbrista, de corte vivencial. Todo queda todo bastante claro, sin enmascarar, ¿Qué hay de ficción y qué de realidad en lo que contáis en las canciones?

Adri: Todas nuestras letras intentan enfocarse a aspectos súper cotidianos y naturales, a través de los cuales buscamos explicar o reflejar cuestiones un pelín más trascendentales. Nos parece interesante explicar ciertas cosas que con una frase pretenciosa quedarían demasiado pedantes, de una forma sencilla con la que todo el mundo pueda sentirse identificado. Al final, al 99% de las personas nos pasa lo mismo, nos sentimos bien y mal por las mismas cosas, y tenemos las mismas frustraciones y alegrías, o al menos parecidas. De modo que si consigues explicar y encontrar las palabras justas para ponerte en el momento en que tu sentías eso, es muy probable que tu interlocutor piense: “ostras, a mí me pasó lo mismo”. Entonces es cuando conectas.

Ramón: Algo que también hace Adri con las letras es que no solo habla de vivencias, sino de cosas que pueden pasar. Cosas que están pasando, pero que no han pasado de momento, ahí es cuando tira de su imaginación.

¿Qué diferencias encontramos entre Barbados y Sofá Paraíso? ¿Cómo describiríais la evolución entre ambos proyectos?

Juandi: Barbados sale a finales de 2015, desde ahí han pasado tres años. Tres años en los que por suerte no hemos parado y en los que a la vez, sobre todo este último año, íbamos preparando este disco. Existe una evolución lógica, han pasado años, tenemos más experiencia como banda, como músicos, nuevas inquietudes y ganas de dar un pasito más. De hecho en este disco permanece el sonido Claim, porque se percibe nuestra esencia en el ritmo, en las letras, en los toques frescos y tropicales… Sin embargo hay más presencia de sintetizadores, y un trabajo mayor del disco por parte del productor y de la banda. Sigue siendo Claim, porque no hay un cambio radical, pero hemos dado un pasito más con respecto a Barbados.

Gonzalo: Cuando grabamos Barbados lo abordamos de forma muy orgánica, mientras que en Sofá Paraíso desde un primer momento adoptamos la posición de crear canciones más producidas. Este planteamiento inicial nos ha llevado a un sonido más diferente que incluye recursos de sintetizadores o percusiones electrónicas, elementos que no empleamos en Barbados.

Sofá Paraíso sigue teniendo ese aura, esa esencia Pop que embriaga, ¿Sentís que con este disco habéis dado con la tecla de vuestro sonido?

Gonzalo: Yo diría que hemos dado 100% con el sonido Sofá Paraíso. Creo que dentro de lo que somos Claim no nos gustaría hacer en todos los trabajos exactamente lo mismo, de hecho siempre nos gusta probar e innovar con diferentes opciones. No sé si es el sonido Claim, pero desde luego era lo que buscábamos para Sofá Paraíso.

Adri: Como matiz añadiría que Barbados es un disco que se grabó prácticamente sin presupuesto, sin tiempo, y además era nuestro primer trabajo… Como consecuencia de ello tenía un cariz muy fresco, pero en el fondo seguía sonando a algo que no era enteramente profesional. En Sofá Paraíso hemos dado un pasito más hacia la profesionalización de Claim y seguramente también en cuanto a nuestro sonido.

¿Qué expectativas tenéis con este nuevo trabajo?

Ramón: Estamos súper contentos con lo que hemos hecho, ahora es la gente la que tiene que responder. Nosotros ya hemos hecho todo lo que podíamos hacer, y seguiremos haciendo todo lo que público nos demande (promo, conciertos…). Por otro lado, si nos preguntas dónde queremos llegar, está claro que como todo el mundo: cuanto más lejos mejor. De todos modos, si el disco no funcionara yo estoy contento, todos estamos muy contentos con el trabajo realizado hasta ahora.

Juandi: Sinceramente, las expectativas son altas. Barbados funcionó muy bien y era un proyecto autogestionado al cien por cien. Ahora contamos con el apoyo de Warner para el tema editorial, Son Buenos como apoyo de oficina y nosotros hemos trabajado e invertido mucho en que este disco funcione, de modo que, evidentemente, aunque digamos que no, nuestras expectativas son altas respecto a Sofá Paraíso.

Gonzalo: Puedes marcarte el objetivo de tocar en muchas salas, en grandes festivales o de sonar en los cuarenta, pero al final del día lo que cuenta son los seguidores reales… Nos gustaría que la gente que escuchara el disco realmente dijera “quiero ir a verlos”.

Parece que se os da bastante bien esto de sacar hits, como hemos visto con temas como Sofá Paraíso o Corre Salvaje, ¿está planeado lo de estructurar un tema para que lo pete o sale solo?

Adri: Tanto Corre Salvaje como Sofá Paraíso fueron compuestos con la intención de convertirse en singles. Simplemente por la notación, por el tempo, la rueda de acordes… ya se les veía el plumero. Por otro lado, también es cierto que a veces una canción que no está enfocada de esa manera puede sorprenderte. Este ha sido el caso de Tú lo entenderás , una canción escrita en clave más melancólica ante la que nos ha sorprendido la respuesta del público. Sin embargo, de primeras, es muy raro que cuando estés sacando un hit no te des cuenta.

Juandi: No es que lo hagamos totalmente “prefabricado”, pero sí que se utilizan una serie de ingredientes, para conseguir la combinación.

Gonzalo: En Claim “no tiramos nada”. Hay canciones que cuesta sacar y que posiblemente otro grupo desecharía. Nosotros tenemos fe en las canciones, y una vez llegan le damos todas las vueltas que haga falta hasta que salen. Tenemos una cantidad increíble de versiones de algunas de ellas. Muchos hit son parte de un trabajo muy duro de cada uno de nosotros hasta que toman la forma final.

Nos habéis sorprendido con una edición física del disco que cuenta con nueve diseños diferentes en tejidos y texturas, lo que lo convierte casi en un objeto de coleccionista ¿cómo surge la idea? ¿Cuál es la razón de llevarla a cabo?

Ramón: En Barbados trabajamos con F33, un estudio creativo de aquí y nos quedamos súper satisfechos su trabajo, así que ellos han formado parte de la estética de Sofá Paraíso desde que se empezó a gestar. Para nosotros Barbados era el viaje y Sofá Paraíso es el “estar aquí”, es nuestro hogar, pero todo ha cambiado tan rápido que parece un lugar distinto. Este concepto de confort, de tranquilidad… lo relacionamos con la idea de que el público pueda elegir qué disco quería. Al final, el disco no lo escuchas, sino que se convierte en un objeto de colección, de modo que queríamos que cada persona realmente escogiera el que más le pega con el sofá, con los pantalones que lleva ese día o con el cuadro que tiene el salón. Nosotros no queremos hacer las cosas de manera convencional, queremos salirnos un poco porque creemos que es la forma de llegar donde queremos llegar.

Gonzalo: El diseño se está convirtiendo en parte de nuestra seña de identidad y tanto nosotros, como quienes trabajan con nosotros tenemos que respetar que el público también espera algo más por nuestra parte en ese sentido.

Desde Shopper os deseamos mucha suerte con este nuevo proyecto, todo lo bueno que os pase es poco. Gracias por hacernos pasar un ratito tan bueno.

Entrevista_María Huertas, Javier Sierra
Fotografía_Carla del Ramo

BANNER-TESLA