Con el verano, la capital de la Región parece haber sido invadida por una horda de zombies que han dejado desiertas cada una de las calles de la ciudad. Agosto se asemeja al comienzo de una hecatombe mundial en la que una Gran Vía, habitualmente plagada de viandantes y ruidos, llega a resultar del todo inhóspita. Sin embargo, con el fin del verano empieza a percibirse en el ambiente la llegada de uno de los meses favoritos de sus habitantes: Septiembre.

¿Qué tiene septiembre de especial si solo augura el fin del periodo estival?

De un día para otro, las terrazas vuelven a estar abarrotadas, repletas de reencuentros postvacacionales que cuentan exóticos viajes, amores de verano o ideas frescas que prevén el inicio de nuevos proyectos. Llegamos con las pilas cargadas y deseosos de volver a disfrutar de un quinto de Estrella Levante y unas pataticas con limón y pimienta en el bar de siempre. Sin duda, si existe algo que caracteriza a la capital de la Región es la vida que se respira en cada una de sus calles.

En el malecón ya parecen tomar forma “los huertos” y hay que empezar a cuadrar agenda para conseguir cenar con todos los que pretendemos hacerlo esos días. Tickets, tapas y vinos… ¿un pastel de carne o una copa de vino? El recuerdo de “dudas existenciales” y un deseo: volver a estar en el mismo lugar con la misma gente.

Feria del Vino y la Alimentacion. © Nacho Garcia 4/9/2017

Luces por doquier, desfiles de moros y cristianos, la romería… una amplia programación que promete tenernos entretenidos en todo momento. La moda también vuelve pisando fuerte con las sorpresas que nos depara la nueva edición de Made in Murcia.  ¿Aún os preguntáis por qué esperamos con ansia la llegada de septiembre?

La música también se convierte en una de las protagonistas del mes de septiembre, en nuestra vecina Molina de Segura empiezan las fiestas y con ello uno de los festivales tradicionales de la zona. El Bside de nuevo promete regalarnos dos jornadas llenas de música, desde el aperitivo hasta que el cuerpo aguante. Por otro lado, el festival Lemon POP cumple 23 ediciones y nos invita a despedir el mes de Agosto en el Auditorio del Parque Fofó con dos días de conciertos donde algunas de las bandas de música más populares de la Región completan un cartel eminentemente murciano. 

Por otro lado, me gustaría afirmar que otro de los puntos positivos de estas fechas es la bajada de las temperaturas, pero basándonos en hechos reales… quizás no se haga factible hasta pasados unos meses más. Sí que es cierto que al menos se suavizan un poco y que la cerveza y las risas entre amigos ayudan a sobrellevarlas mejor. Soportar 38ºC en una ciudad desértica camino a la oficina, no es lo mismo que sobrellevarlos cerveza en mano y en un ambiente de jolgorio.

Quizás sean estas algunas de las razones que me invitan a mirar al horizonte y divisar septiembre con la esperanza de que la vida volverá a inyectar el espíritu de la ciudad.

BANNER-TESLA