Enero: mes de los nuevos propósitos, de las predicciones, de la determinación de lo que será tendencia el presente año… es el mes de estructurar ideas, organizar nuestro año y los objetivos que prevemos alcanzar. Enero es un mes clave para seducirnos como consumidores puesto que estamos inmersos en ese proceso de decisión. A este respecto, tengo que confesar, que he sucumbido a los encantos de los artículos que recogen cuáles serán los destinos estrella de este año. ¿Y con cuál me quedo sin duda? Polinesia Francesa.

Lo cierto es que nunca había pensado en Polinesia Francesa, y tras leer un artículo, se me encendió la bombilla y curioseando me topé con destinopolinesia.com. Se trata de una web exclusiva de Polinesia Francesa que tiene muy buena pinta, con información útil para descubrir el destino, curiosidades y tips para conocer la manera óptima de cómo preparar el viaje.

Uno de los principales motivos por los Tahití y sus islas supone un gran atractivo, probablemente sea por el gran desconocimiento que existe en torno a estas 118 islas paradisiacas ubicadas en el Océano Pacífico. Su fama se debe, fundamentalmente, a la publicidad existente en torno a los viajes de Luna de Miel con destino a Bora-Bora. Se conoce como la perla del pacífico. El glamour de su inaccesibilidad, el desconocimiento y el romanticismo de sus  escenarios, invitan a situar Polinesia Francesa en nuestro el primer puesto del ranking de objetivos de este año.

La tendencia, sin duda, se centra en descubrir nuevos parajes y más si cabe, si estos cuentan archipiélagos, nos ofrecen disfrutar de maravillas como arrecifes de coral, lagos de agua turquesa, de la exclusiva flor de tiare con la que elaboran las fotogénicas coronas, tiburones, ballenas jorobadas, tortugas marinas, arena blanca, deliciosas frutas…la lista es interminable.

Si algo caracteriza a Polinesia Francesa es la amabilidad y generosidad de sus habitantes. Es cierto que la principal fuente de ingresos de Polinesia Francesa es el sector servicios, es decir, el turismo, junto con la exportación de la perla de Tahití. Quizá este aspecto nos haga pensar que su sonrisa es una cuestión práctica. Lo cierto es que las imágenes que he visto hasta el momento de allí, son el mejor reclamo.

No cabe duda que realizar un viaje que implica irte a la otra parte del mundo a conocer una cultura totalmente diferente a la tuya supone el mejor de los propósitos para este año. ¿Cuántos lugares en el planeta podríamos calificar como vírgenes? Polinesia Francesa es uno de ellos. ¿Necesitas más motivos para descubrir el paraíso?

BANNER-TESLA