Necesito Explotar Con Ira Obscena Sobre vosotros, necios. Quiero, antes de nada, y después de que leáis todo, empezar pidiendo perdón por las líneas que vendrán. Quiero explicar el porqué del título; el motivo no es otro que el poder evitar ponerme enfermo, callando por aquellos vergonzosos, mediocres, absurdos y vanidosos necios al ver como tratáis a las mujeres/ niñas/ parejas/ empleadas/ novias/ amantes/ esposas/ parejas/ exparejas y cualquier otro tipo de elfas, hadas y unicornios productores de estrógenos que pueblan nuestro día a día. Yo en mí día a día, desde hace años; he vivido, coincidido, trabajado y compartido mi espacio y mi tiempo con mujeres brillantes.

Sad-Girl-Alone

A todas las mujeres que han poblado mi mundo, continentes, países, ciudades y las calles de mi vida las he visto dejarse la piel a todas horas en sus trabajos, cada puto segundo por sus amistades, cada maldita noche por sus sueños y millones de tardes en sus estudios. He visto a chicas machacarse haciendo deporte, dejarse la vida en su familia o en sus historias de amor, las he visto camino de una cita con su mundo en su cabeza. Las he visto salir, estrellarse, triunfar, levantarse y caer, para volver a ganar. Las he escuchado enamorarse y he oído como se les rompía el corazón. Las he vivido hechas polvo y me han dejado muerto con sus ganas de vivir. He visto grupos de (mis) amigas en un bar de copas como si no hubiese un mañana, arregladas, felices, idiotas, locas y perfectas. Y he visto, escuchado, odiado (no a ellas sino a la puta situación) y consolado a más de las que me gustaría. Lo he hecho por ver cómo, todo eso, su mundo, ha caído al suelo, solo porque algún imbécil bebió de más (excusa ridícula) o porque a algún cabrón le pareció que iba vestida de menos. Aquí me gustaría aclarar que la excusa de que porque una mujer, que viste como le da absolutamente la gana vaya provocando, y ello produzca esa reacción en un mierda enano (de alma, de ego, de talla y de inteligencia) con una estupidez de un tamaño descomunal, sería tan licito como que un tipo de esa calaña provoque que el resto de la sociedad elimine a un ser despreciable, por fortuna tanto lo primero como lo segundo está penado por la ley, por desgracia lo primero ocurre y lo segundo no.

Las mujeres que me rodean y que admiro; han sido agredidas con heridas, aunque sean verbales, han sido acosadas, aunque sea por pasos, aproximaciones y miradas, y han sido violadas, aunque ojala fuese una puta mentira y daría mi vida por estar engañándoos ahora.

Este no es un único problema de hechos aislados. Este problema existe en la humanidad desde que nos arrastrábamos por las cavernas y cuando se asaltaban ciudades en la edad media. Pero han pasado siglos y milenios, no estamos en la edad media y en nuestro país hay 1.161 denuncias por violación anuales; sin contar las que no se denuncian, por el motivo que sea. No se trata de esa cifra, se trata de las agresiones, de todo tipo, cada día. En el trabajo, en las calles, en cualquier esquina. Están ocurriendo delante de ti, están comenzando como bromas inocentes en las clases de cualquier colegio, en las redes sociales. No riamos ni una puta gracia a estos indeseables, no dejemos que se crean con el derecho de ejercer su estupidez, ni nosotros con la obligación de ser educados y perdonárselo, y aún menos de ser cómplices con una sonrisa (aunque no nos haga ninguna gracia). Es un problema de educación, de moral, psicológico, social y mundial. Tenemos que pararlo en cada una de esas situaciones y comportamientos, ya, porque será demasiado tarde cuando le ocurra a nuestras madres, hermanas, compañeras, hijas, sobrinas y así hasta unos 3.500 millones de puntos suspensivos que abarcan a las mujeres de nuestro planeta. Hay que pararlo, ya.

qb8pqrzh-1444015647

¿Sabéis el daño que puede hacer un comentario? Recordad como os hunde una crítica a vuestro trabajo por parte de un superior, ¿os hace sentir mal e inferiores verdad? imaginadlo hacia vuestra persona cuando eres vulnerable físicamente,   ¿sabéis cómo puede asustar una mirada?, ¿Conocéis la reacción que provoca eso en ellas? No lo sabéis porque sois unos putos necios, no lo sabéis porque solo os importa vuestro puto ego. Os lo diré repitiendo letra por letra las palabras de muchas ellas : “Lo primero que sientes es rabia y luego te desplomas; es raro por una parte, sientes que tienes la culpa, casi lo aceptas como algo que tienes que aguantar, es desagradable te hacen sentir una mierda y luego te preguntas ¿Por qué tengo que aguantar yo esto?”. Me gustaría que pudieseis responder a esa pregunta, pero no lo haréis porque sois unos necios. Me da pena que nunca tendréis nada voluntariamente de una mujer brillante, me da pena que jamás tendréis una mirada de admiración, me da pena que jamás os desearan nada más que lo que sois, seréis y tendréis una infame mediocridad, me da pena, me dais pena.

 

Al principio del artículo pedí perdón por las líneas que vendrían, ahora lo pido por las que quedaron atrás; por las palabras despectivas y por llamar infames, cobardes(esta la pongo ahora por primera vez) y necios a esos tipos que estropean sonrisas, los que rompen días, los que acosan noches y los que violan vidas. Pido perdón por haberles llamado necios, porque lo que verdaderamente quería llamarlos es hijos de puta, pues solo quien ha crecido en la casa de una puta puede haber aprendido a tratar así a las mujeres.

Realizado por Manu Reyes

BANNER-TESLA