O lo que es lo mismo, “Cocina de la felicidad”, no es una nueva idea ya que nació hace más de 10 años en Japón, y cuenta con bases científicas solidas que lo avalan. Su esencia es: Adiós a los antidepresivos. Son bien conocidos los efectos nocivos y dependencias que los medicamentos pueden provocar en nuestro organismo, y lo cierto es que pueden ser sustituidos por determinados alimentos que actúan en la reducción del estrés, la ansiedad, o la depresión.

1

En muchas ocasiones liberamos estos estados emocionales a través de la comida para intentar eliminar esa tristeza o angustia y normalmente no con los alimentos más recomendables, lo que puede crear sobrepeso, acumulación de toxinas y bloqueos energéticos. Por ejemplo, estamos a la vuelta de Verano y estamos ansiosos, agitados, e igual nos comemos una tarrina de helado, una tableta de chocolate y mil cosas más sin darnos ni cuenta… lo que nos lleva a encontrarnos peor todavía.

Este movimiento se basa en determinados nutrientes que tienen la capacidad de activar los neurotransmisores de la felicidad. Las investigaciones comenzaron por un aminoácido esencial, el triptófano, al descubrir que al tomarlo el cerebro producía serotonina (sustancia que provoca mayores niveles de tolerancia al dolor, reduce la irritabilidad y mejora la cantidad y calidad del sueño, aclara Miguel Angel Almodóvar, sociólogo especialista en divulgación científica).

Otra fuente de placer y bienestar cuya producción se ve estimulada al consumir determinados alimentos son las endorfinas, la dopamina y noradrenalina, ambas contribuyen a esta agradable sensación en la que te puedes encontrar con la ingesta de determinados nutrientes.

2

Y en que alimentos encontramos esta fuente de felicidad?

-En el picante, liberarás endorfinas debido a la acción de la capsaicina.

-Gracias al yodo, que encontraras en el marisco, el ajo, las fresas, las avellanas o el salvado de avena, sentirás mayor placer y desinhibición.

-Mejorarás tu estado de ánimo con las espinacas, el chocolate, las acelgas, la piña, las carnes magras, el germen de trigo o el plátano, aumentarán tu placer.

-Además, gracias a alimentos como los cereales integrales, almendras, aguacate, pescado en aceite de oliva o los huevos generaras glucosa, uno de los principales motores del cerebro.

3

Pero el Mood Food no se basa solo en los nutrientes que ingieres, es una forma de cocinar, de hacer, de vivir. Hagas lo que hagas HAZLO CON AMOR, muchos grandes chefs siempre dicen es su receta secreta, y es que cuando las cosas se hacen con cariño, con amor, con toda tu energía positiva esas vibras se transmiten a lo que pondrás en la mesa, a lo que luego te comerás, por ello, piensa en bonito mientras cocinas, ponte música, sírvete un vino, compra con mimo, aunque esto es válido para cualquier parcela de nuestra vida. Sea lo sea, con amor, siempre sale mejor.

La dieta que comas no solo importa para tu aspecto físico, afecta a tu salud mental, desde el rendimiento intelectual al equilibrio emocional, y todo depende de lo que nos comemos. De ahí que el Mood Food también promueva dejar de consumir otros alimentos que actúan de manera negativa en nuestro estado de ánimo como las grasas “trans”, o la comida basura o comida rápida.

4

Nuestros bisabuelos no tenían depresiones, ni sabían lo que era hacer terapia, simplemente eran, sentían y hacían…y comían lo que la huerta les daba, lo que compraban en el mercado y lo que buenamente tenían, y dando gracias por tenerlo.

5

Si te interesa más sobre este movimiento, y quieres aprender más sobre esta corriente, próximamente desde #simplementese haremos charlas prácticas donde aprender como seguir una dieta Mood Food, si quieres más info escribe:

simplementese@simplementese.com

Sígueme!

Instagram:Instagram.com/Anandalax

Twitter: twitter.com/simplementesetu

Y recuerda, el Verano es bonito y se disfruta porque trabajamos el resto del año, si siempre fuera Verano no lo apreciaríamos, y si quieres, todos los días pueden ser verano, no vivas 5 días esperando 2 y no vivas 335 días esperando 30, se feliz cada día y busca tu verano interior.

Angela Jiménez Lax.

“El Verano es un estado mental”.

6

 

 

BANNER-TESLA