Después de la Met Gala, que tuvo lugar el 8 de mayo, cambiamos la localización geográfica y nos vamos a Cannes, Francia. Seguro que ya lo has adivinado, estamos hablando del Festival de Cine de Cannes, nada más y nada menos que de su 71º edición. La alfombra roja se ha vuelto a desplegar y, con ella, los mejores estilismos de toda Francia.

Plumas, vestidos de cola y transparencias son el denominador común de esta cita tan importante en el mundo del cine (y de la moda). La gran protagonista dentro del panorama español fue, indiscutiblemente, Penélope Cruz, quien con desparpajo y sin importar lo que dijeran de ella, llegó a presentar hasta 4 looks diferentes en menos de 24h. Acudió acompañada de su marido, el actor Javier Bardem. Ambos protagonizan una de las películas que se estrenó en Cannes: Todos lo saben. Y sí, que Penélope es flamante lo sabemos todos, pero con este vestido de tul y volantes negro más aún. En su línea de sobriedad y clasismo, sólo llevó un complemento, y lo cierto es que no necesitaba más, unos pendientes largos de pedrería.Siguiendo con gente de la tierra (y de la misma película) tenemos a Sara Sálamo y a Bárbara Lennie. Ambas sorprendieron a todos con dos atrevidos vestidos con algo en común: un estrepitoso escote halter. Mientras que el vestido elegido por Lennie fue llamativo, decorado con un lazo y adorno en el pecho, el de la novia del futbolista Isco fue todo lo contrario: clásico y “discreto”, si es que un vestido con semejante escote puede ser así. La vaporosa falda de tul y el cuerpo de cristales eran objeto de todas las miradas. ¿Que quién los firma? Gucci y Schiapparelli, respectivamente. Creo que todos estamos de acuerdo cuando decimos que esta foto es muy descriptiva por dos cosas: la primera y más obvia es que Léa Seydoux es una estrella, y no solo por su brillante trayectoria profesional, sino por este espectacular vestido; la segunda, y en la que seguramente no habrás reparado, es que la expresión del fotógrafo que tiene detrás es, probablemente, la que más se acerque a la cara que se nos ha quedado a todos al ver semejante obra de arte.

El tirante y el cinturón plateado destacaban, pero los bordados del vestido y la transparencia eclipsaban por completo cualquier otro elemento del vestido. La actriz, que en la cita actuaba de jurado, portó este Louis Vuitton como sólo ella podría hacerlo.La estadounidense paseó por la alfombra roja con un vestido del mismo color. Este vestido cumple con todos los requisitos para convertirse un hit: hombros al descubierto, plumas y estampado liso. Atrevido pero no, extravagante pero no. Que Julianne Moore es el centro de todas las miradas allá a donde va es algo que todos sabemos pero esta vez, gracias a su elegancia intrínseca, ha demostrado que no necesita mucho para estar despampanante, puesto que acompañó su Givenchy de alta costura con unos sencillos pendientes de pedrería y unos zapatos rojos, para seguir con el rollo monocolor. La influencer Camila Coelho lo tuvo claro. Su debut en la alfombra roja no podía ser de otra manera, y era por la puerta grande. ¿Qué fue lo que pasó? Un millón de euros y un exclusivo vestido de Ralph & Russo diseñado para la ocasión tienen la culpa. Si sí, como lees. El outfit completo cuesta nada más y nada menos que un millón de euros. Tras esa desorbitada cantidad se encuentra un LBD (Little Black Dress), unos tacones de aguja infinitos y un collar de 79 quilates de Messika, a juego con unos pendientes y anillos.

Que el vestido es espectacular es una obviedad, pero que ella lo luce como ninguna también. Esa larga cola deslumbrante de organza y seda, en contraposición con el terciopelo en negro del vestido es lo que hacen especial al look. Un 10/10.

Cannes nos ha dejado grandes estilismos y el estreno de la película de la que Bardem y Cruz son protagonistas, y estos son nuestros looks elegidos. ¿Con cuál te quedas?

 

Realizado por Sofía Sáez Pérez

BANNER-TESLA