El mundo de la moda está cada vez más, y nunca mejor dicho, de moda. La industria nos bombardea a cada instante con nuevas tendencias de las que no podemos huir aunque queramos. Prueba de ello es que hasta en el deporte la moda juega un papel importante, y si no que se lo digan a los jugadores profesionales de póker que en los últimos años han visto como sus outfits han ido mudando hacia un estilo más elegante y menos chandalero.

Pero, ¿quiénes son los encargados de decidir qué es lo que colgará de las perchas de nuestros armarios la próxima temporada? Está claro que las grandes firmas de moda son las que establecen los patrones de las prendas que nos ponemos a diario pero tan importantes como ellas a la hora de decidir qué nos ponemos encima antes de salir de casa son las y los influencers de moda. Habituales en los grandes acontecimientos del mundo de la moda, ellas y ellos son capaces de hacer virales sus estilismos, generando una necesidad colectiva de conseguir las mismas prendas que llevan puestas, elevando así su éxito en las tiendas a la máxima potencia. Su capacidad de impacto en la sociedad es tal que las marcas se pelean por ser sus patrocinadores, haciéndose de esta forma un hueco en las cuentas de YouTube e Instagram de estos influencers que reciben a diario cientos de miles de visitas.

Chiara Ferragni, Danielle Bernstein, Julia Engel, Jenn Im, Olivia Palermo, Leandra Medine, Bryan Yambao o Alexa Chung suelen ser los nombres que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de grandes influencers del momento, pero no es necesario acudir al extranjero para encontrar a estos referentes. Nuestro país cuenta con un gran número de jóvenes promesas que han hecho de su pasión por la moda un modo de vida, consiguiendo dedicarse en cuerpo y alma a sus estilismos y cobrando por ello. Aída Domenech, popularmente conocida como Dulceida, o Pelayo Díaz son los ejemplos más claros pero hay más, muchos más.

Una de las últimas en entrar en la lista de las influencers más importantes de nuestro país ha sido Paula Gonu. Esta catalana de 24 años ha conseguido lo inimaginable al alcanzar más de un millón y medio de seguidores en menos de dos años. La joven de Cornellá, licenciada en Publicidad, dio el salto a YouTube en marzo de 2016 después de tener una cuenta privada en Instagram y un blog personal en el que contaba sus experiencias viajando, así como diferentes aspectos de su día a día. El crecimiento de su seguidores fue meteórico, algo que probablemente se deba a la frescura y naturalidad que emana la catalana y a sus vídeos divertidos y de lo más heterogéneos. Si hay algo que define a Paula Gonu es su sencillez, de hecho tiene una cuenta en Instagram en la que sube única y exclusivamente aquellas fotos en las que no sale bien. El nombre lo dice todo: PaulaGonu Fails. Así, esta joven se presenta como una chica normal, enamorada de su novio (“El Ales”, quien aparece en una gran cantidad de vídeos y fotos junto a ella) y de su familia, y que no duda en mostrar el lado más oscuro de las redes sociales o su pasión por comer pizza. Paula Gonu no tiene complejos ni se le ha subido el éxito a la cabeza y es gracias a esta actitud abierta y afable a través de la cual ha conseguido la empatía de los cientos de seguidores que semanalmente esperan ante la pantalla de su ordenador/smartphone/tablet para disfrutar de un nuevo vídeo de la catalana. Y el número no deja de subir.

María Pombo es otra de las influencers que han pegado fuerte en los últimos años. Con cerca de 700.000 seguidores en Instagram y más de 140.000 suscriptores en YouTube, esta joven de 23 años se dedica enteramente al mundo de la moda. Además de su asistencia a diferentes eventos, que la han llevado a viajar por los lugares más impresionantes del planeta, la joven cuenta con una marca de ropa, Tipitent, que puso en marcha junto a un amigo, una de sus dos hermanas y su novio. Sus publicaciones en Instagram son todo un referente para cientos de fans que buscan en sus instantáneas inspiración para sus looks. Eso sí, parece complicado que alguno de ellos consiga algún día ser tan fotogénico como la instagramer.

En el ámbito masculino también podemos señalar a grandes nombres de las redes. Álvaro Mel es uno de ellos. Este joven madrileño de 19 años se dedica al modelaje, algo que se deduce nada más entrar en su cuenta de Instagram. A pesar de su corta edad, Mel ya ha colaborado con marcas de renombre nacional e internacional como Garnier o Pompeii, además de participar en diferentes spots de publicidad o revistas como imagen. Alcanzar el éxito tan joven no ha sido fácil pero el madrileño tiene claro que esto no es más que el principio. En la actualidad espera perfeccionar su inglés como una herramienta para abrirse a nuevos mercados.

Más maduro es Sergio Carvajal, quien comenzó su carrera como modelo a los 18 años. En su trayectoria profesional podemos encontrar diferentes colaboraciones con marcas y un sinfín de trabajos como modelo. Este joven, que hace tan solo un año que puede afirmar que vive del modelaje y de los ingresos que le reportan sus redes sociales, también está presente en YouTube donde expone su día a día como influencer. No os perdáis el vídeo que acompaña estas líneas porque no tiene desperdicio. ¿Pensabas que ser influencer era fácil? Pues espera y verás.

Como veis no hace falta cruzar el charco para encontrar influencers de calidad. ¡Que viva el Made in Spain!

 

BANNER-TESLA