Carta abierta a mi hijo sobre por qué no puedo darte todo lo que pides

Cariño, no es que no te quiera o que mama no quiera que tu tengas lo mejor, de hecho por eso es por lo que no te lo doy, porque debes aprender algo muy importante,algo que marcara tu armonía. Debes aprender a aprender.

Ahora mismo estás descubriendo tu cuerpo, y como parte de él, esta tu conciencia, esa vocecita interior que te dice lo que esta bien, de lo que esta mal, lo que quieres o lo que no, lo que te gusta o lo que no… Pero esa vocecita no solo ordena y quiere cosas que realmente necesitas sino que también desea cosas perjudiciales o innecesarias. Y esta en mi poder como tu principal educadora y modelo, enseñarte a utilizarla bien, para que tu durante el resto de tu vida seas lo más feliz posible. Quizás ahora no lo entiendas, pero créeme es el mejor regalo que te puedo hacer.

Yo no soy tu hada madrina, por lo que muchas veces tus deseos no pueden cumplirse tal y como a ti te gustarían, pues si lo hiciera tu siempre vivirías en un mundo irreal de fantasía que tarde o temprano acabarías dándote cuenta de que solo existe para ti.

batallas-comida

Debes por tanto, aprender sobre ti, sobre los límites y cuales son los tuyos, cual es el precio a pagar por ciertas cosas, al igual que cuales son los pasos a seguir para conseguir ciertas otras.

Debes saber que a veces con soñar no basta, sino que también has de levantarte y andar, que los dragones existen para probar la valía del caballero, que solo sabrás apreciar un buen final si también lees los capítulos amargos del libro y que los límites no están ahí para castigarte sino para protegerte.

Yo te advertiré que la rueda pincha y que la manzana envenena pero eres tu el que debe decidir, no yo, porque te contaré un secreto “mama no lo sabe todo” , mama también esta aprendiendo a salvar los obstáculos de su propia carrera. Porque de eso se trata el madurar.

autoestima-niños2

La auténtica madurez solo se consigue cuando asumimos nuestras limitaciones y aprendemos a convivir con las frustraciones producidas ante acontecimientos insuperables. Cuando nuestras metas y objetivos se asientan sobre un plano real, relegando nuestras fantasías al campo de la ensoñación, dándonos cuenta que no somos dioses ni superhombres. Pero sobre todo solo identificaremos algo como nuestro , si somos nosotros mismos los que hemos recogido el fruto.

Claudia Molpeceres
Psicóloga Infantil

BANNER-TESLA