Este martes comenzaba la 69 edición de Madrid Fashion Week y por segunda vez, la plataforma Samsung EGO destinada a los jóvenes diseñadores, ha inaugurado la maratón de desfiles. Una jornada que estuvo rodeada de un halo de tristeza ya que esa misma madrugada nos dejaba el gran maestro de la costura Elio Berhanyer,  una gran pérdida para la moda de nuestro país, pero como él decía…”la pasarela debe continuar” y qué mejor manera de hacerlo que apostando por las jóvenes promesas que a él tanto le gustó enseñar el oficio.

El primer desfile fue el de la ganadora de Innovation Project, Laura Herrero con su firma LH SY STUDIO presentando la colección Syntsis en la que unos diseños futuristas en negro y grises unen moda y tecnología con el uso de producción digital y materiales inteligentes que permiten nuevas técnicas de plisados con corte láser y volúmenes aplanables en 3D sobre tejidos elásticos y tintes termocrómicos activados con hilos calefactores y materiales con memoria, toda una experiencia a la hora de usar las prendas.

Seguimos con la propuesta de 404 STUDIO que ha decidido apostar por el ganchillo y el punto reivindicando su uso de una manera muy apetecible con una colección hermosa y llena de prendas con artesanía tradicional y con inspiración egipcia. Es una colección muy interesante.

El diseñador Mikel Colás es el siguiente, y nos deleitó con Manual de la 230, una gran colección de líneas puras en tejidos naturales de colores azules, tierras y verdes oliva, con patrones amplios y muy apetecible para todos los públicos, es una colección madura, coherente y con un gran potencial por sus diferentes maneras de apostar por el denim, tanto para hombre como para mujer, por los toques deportivos y urbanos y por su visión comercial. Bravo por Mikel que ha regresado tras un par de años con mucha fuerza.

 

Melania Freire muestra una colección creada a raíz de una visita a la exposición del pintor David Hockney, en especial en sus cuadros de piscinas y además aprovechó su visita al máximo para la creación de este trabajo, ya que la propia entrada al museo es el estampado de los pañuelos, gran ejemplo de que la inspiración está en todo y en cualquier lugar a la hora de crear cosas bonitas como ha sido esta colección, vaporosa, fresca e interesante.

Es el turno de Madridmanso, que nos transportó a los años 60 a ritmo de canciones de Marisol y a los 70 en algunos de los patrones. Color, femineidad estipulada y llevada al máximo como base de la colección que está inspirada en esos roles de comportamiento que son marcados desde la infancia. Una bonita colección que tiene el valor añadido de un bonito mensaje reivindicativo…que nos dejen ser quien queramos.

Tras la bonita puesta en escena de Madridmanso, con fashionfilm incluído, continuamos con las propuestas de Anel Yaos que nos muestran un Paradise, porque así es como se llama su colección. En su propia visión de paraíso, Anel nos muestra una lucha entre luces y sombras que se roban protagonismo entre sí durante todo el desfile. Mezclas arriesgadas de estampados, variedad de tejidos y toques diferentes en complementos como zapatos con colas de animales se unen al toque andaluz de volantes para dar fuerza y sentido a esta colección que muestra un mundo interior del diseñador.

Cherry Massia muestra una colección autobiográfica, inspirada en la superación de la pérdida de su madre, concibiendo las prendas como una defensa a esta dura fase. Inspirada en la estética de los 80 con un toque algo hortera pero que resulta interesante en una mujer que busca su fuerza con prendas femeninas, con brillo y con colores potentes acompañados del negro que es el inicio de esta colección.

Otro tipo de mujer es la que propone Reveligion con Ritch, una colección basada en la ilusión y el sentimiento puro de que todos llevamos dentro una parte hermosa que nos empuja a creer en un  mundo mejor. Prendas vaporosas, con mucho volumen donde el tul es el tejido estrella con colores delicados, casi infantiles, forman una hermosa colección que parece sacada de un cuento de hadas y digna de princesas de literatura infantil. Es una colección que enamora a primera vista, de una belleza indudable, recargada y barroca que pone el broche de oro con unos sombreros espectaculares. Una colección de ensueño.

Y la última en mostrar sus propuestas ha sido la diseñadora invitada de la República Checa Zuzana Kubickova con una colección espectacular, muy femenina, delicada y elegante, cargada de encajes, plumas, cristales, perlas y en colores empolvados. Inspirada en la arquitectura tiene como base los cortes clásicos que acompañados de detalles muy elaborados y un refinado gusto por la lencería, hacen que esta colección sea un regalo para nuestra pasarela y también es muestra de sobra para no dejar de seguir la pista de esta diseñadora.

Estos han sido los participantes de esta edición de EGO, una edición con gran nivel, con estilos dispares, llena de ilusiones y de historias vividas por estos aspirantes de la moda en nuestro país que desean ser los ganadores del premio que otorga esta plataforma. En esta ocasión la ganadora ha sido Melania Freire, un premio fruto de un buen trabajo y de un sueño pero además fruto de apostar por la cultura y sin duda de una visita al museo.

Moda y cultura una vez más van unidas y es que no podemos olvidar que la moda es cultura y forma parte de ella.

Escrito por Andrew Sánchez

BANNER-TESLA