El pasado 4 y 5 de mayo de 2018 asistí de la mano de Shopper Magazine al parto del hijo del WAM, llamado WARM UP Festival Estrella de Levante, que se celebró en Murcia, dentro del mítico recinto de La Fica y la verdad es que cumplió las expectativas notablemente a todos los niveles. La programación que ofrecía el festival trascendía más allá de la música y abarcaba otras salas de conciertos como Sala Rem o Sala Garaje Beat Club, la Filmoteca Regional, Loft 113 y muchos más espacios con unas propuestas más que interesantes. Además creo necesario destacar que esta edición la zona del Market, donde Shopper Magazine tuvo el placer de participar, tanto en La Fica como en  la calle Basabé estaba muy bien organizada y sutilmente planteada. Las firmas que lo integraban estaban muy bien elegidas, imperando sobre todo la elegancia, el buen gusto y la concordancia con la línea argumental del festival. Así que con todo lo aquí expuesto es necesario destacar que el WARM UP Festival ha conseguido invadir Murcia y resaltar sus colores.

En lo referido al apartado musical, mis peripecias en el festival comenzaron el miércoles 2 de mayo con el concierto gratuito de Sierra y Disco las Palmeras! en la sala Rem. Sierra fueron los encargados de abrir la noche, la banda madrileña liderada por Hugo Sierra presentaba por primera vez en Murcia su último trabajo de estudio titulado A Ninguna Parte. Su carta de presentación fue un sonido fresco con reminiscencias de los ochenta donde ejecutaron con buena capacidad resolutiva temas como Amiga Extraña, Me Destrozaré o La Noche Criminal. Justo después fue el turno para los gallegos Disco las Palmeras! quienes venían presentando su última joya titulada Cálida. Un directo contundente, cargado de guitarras que apuntalaban un sonido Shoegaze y Noise Rock perfecto, combinado con la suavidad y el frescor del sonido de su último trabajo, interpretaron temas como Bestia, El Orden de las Cosas, La Casa Cuartel o A los Indecisos. Un concierto más que satisfactorio por parte de ambas bandas.

El jueves 3 de mayo puse rumbo a la Sala Garaje Beat Club para asistir al concierto de Rural Zombies, la banda de Guipúzcoa más interesante de los últimos años. Su nuevo trabajo titulado From Home to Hospital St. ha supuesto su maduración y su consagración como banda. Lo cierto es que fue uno de los conciertos más completos de la programación, dejaron patente que su sonido es mágico, con unos aires oníricos enmarcados en una tenue atmósfera que consiguió encandilar a todos los asistentes. El oscuro encanto que desprende Julia, su vocalista, es sencillamente contagioso, por su parte el resto de la banda se articuló como el séquito perfecto para que el resultado fuera un concierto más que destacable, donde llevaron a cabo canciones como Ethereal, Hospital St o Golden. Si tenéis la oportunidad de ver a Rural Zombies alguna vez, no lo dudéis ni un segundo, corred a disfrutar de su directo.

El viernes 4 ya enfilé el recinto de La Fica para ver a una de las grandes bandas del Rock en los últimos años, los míticos Nada Surf. Su planteamiento fue ir a lo seguro, un concierto correcto, bien ejecutado, sin muchos sobresaltos, se notaba que se sentían cómodos ante su audiencia y el resultado fue, como ya he dicho, correcto. Destacable sobre todo la interpretación de Popular y Always Love en el tramo final del concierto.

Inmediatamente después me acerqué a ver el debut de Amor Germanio, una banda murciana que ha estrenado un Ep de título homónimo bastante interesante. El directo que ofrecieron fue bastante estático, el sonido no era el correcto para la explosión que procesan en el álbum, podría haber sido un directo cañero y potentísimo pero al final se quedó en algo bastante light, decepcionantes a mi parecer.

Recuperé fuerzas con una cerveza y me acerqué a ver a La Plata, una banda de valencia que ha sacado uno de los trabajos más top en lo que llevamos de año, Desorden. Les tenía muchas ganas después de haberme machacado los tímpanos con su primer Ep titulado Un Atasco y la verdad es que el álbum cumplió las expectativas. Tenía la sensación de que su concierto iba a ser bueno, la verdad es que me equivoqué, fue la puta hostia. Desde que salieron al escenario interpretaron los temas a un ritmo frenético, disparando rifs de guitarra como Clint Eastwood en los westerns y con una línea de bajo y teclado que terminaban de dar el magic touch. Condujeron el show de sobremanera, consiguiendo provocar un fervor tremendo en el público, manifestado mediante pogos y gritos de admiración hacia La Plata. Interpretaron prácticamente el disco entero, haciendo viajar a los asistentes a través de temas como Me Voy, Miedo, Un Atasco, La Luz o Esta Ciudad y os aseguro, de corazón os digo, que fue el mejor concierto del WARM UP, viva la madre que parió a La Plata, les espera algo grande, estoy seguro.

Entre unas cosas y otras se hizo la hora de ver a una de las bandas más míticas de este país, los pamplonicas de El Columpio Asesino. Otro concierto que es una apuesta segura, es una banda que solo sabe dar buenos conciertos y lo dejaron bastante claro en el WARM UP Festival con una actuación solvente, eficaz y que satisficieron las expectativas del público. Ah, casi se me olvida, tocaron Toro, ese himno que abraza a toda una generación, sí señor, saliendo por la puerta grande.

La última actuación que vi el viernes fue a The Bloody Beetroots con su potentísimo live. Un concierto frenético donde Bob Corneluis Rifo partió y repartió, en conjunto lo dieron todo sin descanso, no pararon ni un momento de dar cera y de levantar al público para que gastara toda la goma de la suelas de sus zapatillas, era la hora idónea para hacerlo. En líneas generales, una gran actuación para un live de electrónica a la altura de las expectativas, y sí, Warp 1.9 es la hostia.

El sábado 5 madrugué bastante para ir a la plaza del Romea y disfrutar de los conciertos diurnos. La primera banda fue Cala Vento, un dúo de colegas que están revolucionando el género. Desde que salió su último trabajo, Fruto Panorama, no han parado de tocar por toda España y gracias a Dios que volvieron a aterrizar en Murcia. El concierto fue muy correcto, unas canciones interpretadas con una sonoridad que no dista mucho de lo que se puede escuchar en el disco, contundencia, estribillos pegadizos y un aire fresco y desenfadado que hacen que Cala Vento sea uno de los grupos más interesantes de la escena. Después de picotear algo y reunir fuerzas, llegaba la hora de la banda liderada por Gerard Alegre, conocida como El último Vecino, para quien no los conozca, son un verdadero espectáculo los mires por donde los mires. Los bailes espontáneos de Gerard hipnotizan a cualquiera, las melodías de las canciones retumban en tu cabeza durante días, las letras son más que sentidas y el resultado de lo aquí expuesto es igual a un gran concierto. El calor era bastante insoportable, pero eso no impidió que la banda diera un gran concierto interpretando temas como Amiga Salvaje, Tu Casa Nueva, Un Sueño Terrible o Mi Chulo.

Ya por la tarde en el recinto de conciertos, me acerqué a ver a Murciano Total, una de las bandas murcianas más interesantes del momento. Llegaron al WARM UP para presentar su último trabajo titulado Cencia, uno de esos álbumes con un sello personal único e irrepetible. La banda ofreció un buen directo, interpretando canciones de sus anteriores álbumes como La Parranda, No Sabes Nada Sobre Mi o El Extraño Viaje, consiguiendo meter al público en las sendas espirales de su particular sonido bautizado como Dark Verbena.

Justo después me acerqué a ver el Live de Ed is Dead y menudo jodido descubrimiento, qué maravilla, eso sí que es un live de electrónica con la calidad y la elegancia suficiente para estar en cualquier gran escenario de cualquier gran festival. Todo funcionó a la perfección, los teclados, sintetizadores, percusiones y las voces, poco más hay que decir, cuando algo es muy bueno sobran las palabras.

Entre cerveza y cerveza se hizo la hora de ver a la banda de punk más representativa del momento, los madrileños Biznaga. Rompieron el escenario, osea, sin más, salieron, lo dieron absolutamente todo, hicieron polvo al público y se fueron. Otro de los grandes conciertos de la jornada del sábado y bueno, destaco particularmente la interpretación de Una Ciudad Cualquiera y Mediocridad y Confort, salté y canté mucho, grandes Biznaga.

Por último ví a un maestro de la música electrónica, sí, me refiero a Vitalic, que encima venía con el formato live para poner el listón muy alto. Vitalic es un viejo conocido de todos, creo que el público ya sabía a lo que se iba a enfrentar, otro show para gozarlo quemando zapatilla, fue una comunión perfecta porque parecía que los asistentes y Vitalic ya se conocían y las pistas se sucedían una tras otra adecuándose a lo que el respetable sentía. Un espectáculo soberbio, nada más que añadir.

Pues hasta aquí llegó mi asistencia al nuevo nacimiento de una estrella, el nacimiento del WARM UP Festival, he de reconocer que ha salido bastante mono, con un buen criterio musical y con una buena capacidad de organización.Vuelve a nacer que yo iré encantado a tu bautizó mil veces, pero pase lo que pase sigue trabajando para poner a Murcia donde se merece, nos vemos el año que viene, aunque sea distinto, aunque estés conmigo, pero sin mí.

Redacción_ Javier Sierra
Fotografía_ Diego Garnés

BANNER-TESLA