El pasado sábado 13 de octubre tuvo lugar la segunda edición de Allegro Festival en el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar. Una jornada en la que la música clásica se trasladó a algunos de los espacios urbanos más emblemáticos del municipio, creando una atmósfera única que cautivó a todos los asistentes.

El festival comenzaba el jueves 11 de octubre, con un concierto de presentación “en clave femenina” de la mano de la violonchelista Irene Ortega. Por otro lado, con el fin de reivindicar la presencia de la mujer dentro del sector de la música, desde la organización del festival se leyó un manifiesto sobre la importancia de la sensibilidad y el reconocimiento de la figura femenina como intérprete y creadora. Un nuevo enfoque que el festival ha plasmado en esta segunda edición con un cartel que contaba con un 78% de intérpretes femeninas.

A lo largo del sábado se sucedieron los diferentes conciertos, maridados con una pequeña muestra gastronómica de productos de la Región. El pistoletazo de salida corrió a cargo del cuarteto de saxofones Katharsis, que convirtieron el aperitivo en un momento especial que nos descubrió música de todos los tiempos, desde los clásicos de Debussy, pasando por el “West Side Story” de Bernstein, hasta los ritmos más contemporáneos de Pedro Iturralde. El vermut artesano y las tapas y pasteles de Repostería Pedrín se convertían en el maridaje perfecto para comenzar la jornada.

Agustín Fernández. Director de Allegro.

Por la tarde le llegó el turno al café histórico que se tornó un jolgorio donde los más pequeños, sentados en los caballitos del parque de San José, quedaban embelesados con las voces de la coral Ars Nova y la soprano Teresa Albero. La merienda vino protagonizada por una Misa Tango a Buenos Aires que se ganó la atención y la sorpresa de un público completamente entregado al espectáculo. El Soldadito de Plomo fue el encargado de transformar el espacio en una cafetería de cariz vintage, en la que los asiáticos y los bizcochos hicieron las delicias de todos los asistentes. El colofón final llegó a las 22.00h en la Plaza del Museo Barón de Benifayó, sin duda, este año la organización se ha superado en una escenografía de marcada elegancia y sorprendente juego de luces. Un emplazamiento único, para recibir a la Joven Orquesta Sinfónica de Cartagena y su producción de “El Amor Brujo” de Manuel de Falla, bajo la dirección de Álvaro Pintado. Un formato fresco y dinámico que contó con la presencia de la bailaora Mercedes Carrillo y la cantaora Ana Mochón. El punto y final lo puso el espectáculo de fuegos artificiales que transportaron al público al embrujo de Manuel de Falla. La cena llegaba de la mano de VIN&CO y panadería José Antonio ¡una velada de lujo!

Agustín Fernández, director de Allegro.

Allegro Festival se consolida tras esta segunda edición como un cita ineludible dentro de San Pedro del Pinatar, en un formato pionero y dinámico, creado por su director artístico Agustín Fernández Rubio, que busca ofrecer de forma gratuita y a pie de calle la música clásica en todas sus formas, alejándola del monóculo y el auditorio, alejándola del “hecha para unos pocos”.

BANNER-TESLA