¿Cada vez que piensas en la palabra limpieza facial te tiembla el bolsillo? ¡Tengo la solución! Os cuento como hacer una limpieza de cara natural y casera con productos que podemos encontrar en casa. Porque para cuidarse y estar guapa no hace falta gastar un euro ni salir de casa, ¿no te lo crees? ¡Quédate y verás!

Se acerca la Navidad y con ella las ganas de estar perfecta. La piel de nuestro rostro será una de las protagonista de estas fiestas y unos cuidados extras no le vienen nunca mal. Por ello y como presentación oficial de mi colaboración en la sección de salud y belleza os hablaré de cómo hacer una limpieza facial casera.

En este artículo os demostraré que podemos cuidar nuestro rostro y tener una piel sana, limpia y tersa sin necesidad de dejarnos una fortuna en cosméticos y productos de limpieza facial. Solo es necesario dar una vuelta por casa y conocer los alimentos que nos pueden ayudar a cuidarnos de manera natural y económica. ¿No está de moda lo biológico? ¡pues más biológico que esto imposible!

En primer lugar es importante conocer los pasos que tenemos que seguir para llevar a cabo una limpieza profunda de nuestra piel, es decir, si quieres transformar tu casa en un spa y deleitarte con una sesión beauty a coste cero ten en cuenta que es muy importante seguir este orden: limpiar, exfoliar, nutrir e hidratar.

El primer paso es limpiar bien la piel y eliminar todos los restos de maquillaje e impurezas que hemos acumulado en nuestro rostro a lo largo del día y para ello utilizaremos nuestro desmaquillante habitual. En este sentido, recomiendo usar una leche detergente delicada o, como en mi caso, un desmaquillante bifásico, que consigue retirar el maquillaje de nuestra piel con total facilidad, sobretodo el maquillaje de los ojos.

Una vez limpia debemos exfoliar nuestra piel. La exfoliación nos ayuda a eliminar las impurezas y las células muertas que se acumulan en la piel. Es un tratamiento muy agresivo para la piel por lo que se aconseja no hacerlo más de una vez a la semana. Para hacer nuestro exfoliante facial casero solo necesitaremos un poco de bicarbonato que mezclaremos con agua hasta convertirlo en una pasta, y et violà! Exfoliante listo para ser aplicado!

Para aplicarlo es muy importante tener la cara húmeda, a poder ser con agua tibia para abrir lo poros y que la limpieza sea más profunda. Aplicaremos el exfoliante mediante pequeños movimientos circulares por todo el rostro, haciendo hincapié en las zonas más grasas como el mentón, la nariz y la frente (zona T), durante varios minutos y a continuación retiraremos los restos con agua tibia.

Después de la exfoliación pasamos a nutrir nuestra piel, para ello necesitaremos dos productos estrella para el cuidado de la piel: miel y canela. La canela es conocida por ser un excelente antioxidante y la miel es una de las más efectivas mascarillas naturales, pues ayuda a eliminar impurezas (que son las culpables de la aparición de granos y espinillas) y a tersar tu piel. Para crear nuestra mascarilla casera necesitarás tres cucharadas de miel y una de canela en polvo, hasta hacer una pasta, luego aplícala sobre todo el rostro y déjala actuar durante 20 minutos. Esta mascarilla te ayudará a mantener la piel del rostro fresca y joven.

El último paso para terminar nuestro spa casero es el de hidratar. Una vez que hemos retirado la mascarilla de miel y canela con abundante agua tibia, terminaremos hidratando en profundidad la piel. Para ello necesitamos nuestra crema habitual que mezclaremos con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra (solo si tu piel es seca, no lo hagas si tienes la piel grasa, en este caso usa tu crema habitual sin aceite añadido).

¡Y ya hemos terminado! ¿Habéis visto que fácil y económico es tener una piel bonita, sana y cuidada? ¡Ya no tenéis excusa para mimaros una vez a la semana!¡Seguro que pronto notaréis los resultados….y espero que me lo contéis todo!

Realizado por Lydia Zapata

BANNER-TESLA