Domingo por la noche, estás demasiado cansado para cocinar y sólo te apetece una cosa: pizza.

Como plato típico y fundamental de la gastronomía italiana, esta opción se considera uno de los platos más recurridos para salir de un apuro. La pregunta es, ¿puede la pizza española igualar la calidad de la famosa pizza italiana?

Los ingredientes y masa

Naturalmente, todas las pizzas italianas están elaboradas con los ingredientes más frescos, siendo esto la diferencia más notable a la española. Para realizar una pizza de alta calidad hay que tener en cuenta diversos factores:

Uno, la elección correcta de los ingredientes. Tienen que ser frescos, además es esencial encontrar un equilibrio en el sabor final de la pizza; la masa, el estirado de ella y la temperatura del horno juegan un rol decisivo en la textura final de la base; y finalmente la temperatura del horno, siempre al máximo (280 grados) para que la masa salga crujiente.

Variedad de pizzas

Existe un amplio abanico de posibilidades para elegir tu favorita. Hay pizzas con ingredientes muy exóticos y, si eres aventurero, puedes optar por probar nuevos sabores. Si lo que buscas es una pizza al estilo clásico, las pizzas más populares en Deliveroo son, la  primavera,  quattro formaggi, capricciosa y la margherita.

En algunos restaurantes tienes la oportunidad de personalizar tu propia pizza con los ingredientes que más te gusten. Tanto si eres vegetariano como vegano, o tienes algún requisito alimentario, existen ya muchos restaurantes que ofrecen esta opción.

Al ser un plato muy configurable te da la opción de realizar diferentes combinaciones y presentarlo con infinidad de formas finales. Estos son algunos de los diseños más extravagantes que hemos encontrado en diferentes países:

  • INGLATERRA

El desayuno inglés es famoso por sus salchichas, huevos y bacon. Es por ello que encontraron una manera bastante novedosa de fusionar este desayuno en una pizza. Esta incluye tomate, papa, hongos, salchichas, tocino, frijoles y queso con huevos fritos.

  • FRANCIA

La pizza flameada, creada en la región de Alsacia, es una de las más famosas de Francia. Su masa fina se cocina en un horno de madera y tiene tocino, cebolla y crema.

  • COSTA RICA

El coco es uno de los ingredientes más populares en Costa Rica, y por raro que parezca se añade a la pizza. Otra modalidad es, la pizza de camarones.

  • RUSIA

La mockba es una de las  más populares en Rusia. Lleva sardinas, atún, caballa, cebolla, salmón y arenque.

  • INDIA

El pollo tandoori es el típico plato en la cocina india, de modo que no debería faltar en una pizza, junto con cordero, jengibre en conserva y el queso paneer.

  • BRASIL

Los guisantes verdes son tan populares en Brasil que llegan a hacer una pizza de masa fina con guisantes, zanahoria, huevo de codorniz y pasas de uva.

Fuente: Pixabay

Comer pizza italiana en España

Si quieres degustar una auténtica pizza italiana no necesitas viajar a Italia para ello, aunque estaría bien una escapada de fin de semana a la capital romana, ¿verdad? Si aún no es el caso, en España puedes encontrar una gran variedad de restaurantes que incluyen ya incluyen pizza como un básico más en su carta.

La respuesta a la duda de muchos españoles es simple: es posible comer una pizza en España, pero hay diferencias a la italiana, como la masa y los ingredientes que no son los mismos. Gracias a su forma, es posible disfrutar de una pizza en tu casa o en un restaurante.

BANNER-TESLA