Demna Gvasalia no sabía lo que se le venía encima, estamos seguras de ello. Balenciaga ya lo hizo, ya pasó: la casa francesa se convirtió en objeto de polémica en 2017 por la “bolsa de Ikea”, sí, aquel bolso con un más que sospechoso parecido a las conocidas bolsas Frakta de polipropileno que puedes encontrar en Ikea por 50 cent., solo que el suyo estaba confeccionado con piel perfectamente pulida con detalles que simulaban las costuras de la de la franquicia sueca.

Pues bien,  en 2018 ha vuelto a pasar. En la moda, sin duda, el concepto antiguo de lo estipulado como prenda se ha desvirtuado. El “libre albedrío” toma el control de las pasarelas, del streetstyle y de las páginas web de nuestras tiendas favoritas, pero así es esto. Balenciaga debe opinar lo mismo, porque su último lanzamiento ha roto con todos los moldes clasistas: una camiseta-camisa.La prenda en cuestión es esta, y es cuanto menos sorprendente. Balenciaga se caracteriza por lanzar al mercado prendas que se salen de la norma, al igual que pasó con sus ugly sneakers, que o los amas o los odias, pero es cierto que esta prenda es un concepto para el que (creo) no estábamos preparados.

La “camiseta-camisa” ha suscitado un gran revuelo en redes sociales, tanto ha sido la sorpresa para algunos, que ciertos usuarios no confiaban en la veracidad de esta prenda; pero sí, la prenda puede adquirirse en www.balenciaga.com por un precio bastante elevado. Dentro de esa incredulidad ha habido cabida para decenas de tweets en los que el 50% de los twitteros hacían congeturas sobre si realmente existía la prenda o era un bulo, el 35% era gente atónita comentando el precio y el otro 15% eran memes ridiculizando la prenda.

Estos son algunos de los tweets que podemos ver dentro del aluvión de los mismos que ha recibido bajo el hashtag #balenciagashirt. Sin duda alguna, nos enfrentamos a una de las prendas más polémicas de la temporada. Pero es que así es la moda. Los detractores de las prendas que llaman la atención y que rompen con la normativa siempre han existido. Al menos sabemos que, debido a la cantidad de memes que podemos ver en redes, Gvasilia se lo estará tomando con humor.

Volviendo a lo de antes, $1200 es el precio que hay que pagar si quieres tener esta exclusiva (y controvertida) prenda en tu armario. ¿Estarías dispuesta a pagar esa desorbitada cantidad de dinero por la prenda de la que todo el mundo habla?

 

 

BANNER-TESLA