Os voy a hablar del abuso, algo que ha existido, y (perdonad por el spoiler) existirá siempre pero al que le hemos dado nombre gilipollas ahora; como bullying, porque esta de moda, mola más y a los estupidos les gusta apuntarse a las modas: la que sea cuando sea y dónde sea, marcan la casilla de si a todo. Que hay que tirarse un cubo de agua por la ELA(a ver la mitad de los que se tiraron cubos en su jardín con gnomos si sabrían que mierda es) me apunto, que hay que poner la foto de facebook con la torre Eiffel por un atentado(me imagino a cientos de terroristas emocionados y arrepentidos ante esta medida), la pongo, que hay que felicitar el día de la madre a mi progenitora con la que no me hablo casi y que vive en la montaña sin tener ni tele, pues la felicito por facebook, si cumples estos tres patrones no sé ni como sabes leer y si encima tienes un spinner y llevas camisetas con mensajes en plan “Im limited edition” desde luego que lo eres y esperamos que la última, que lo que se ha agotado no eres tú sino nosotros de tanta imbecilidad.

Bueno los que se apuntan en concreto a esta modas hay que decir que son auténticos(es que es una moda atemporal), en el caso del bullying(abusos, matones, acosadores),como decía auténticos, auténticos hijos de puta.  Ya sea como ejecutores o como abanderados, he de decir que ha existido desde que existimos y está en nosotros, que vino para quedarse en nuestros genes vamos. No es algo exclusivo de la infancia/adolescencia/juventud/senilidad, lo pongo en barras porque a día de hoy me es imposible saber donde empieza y termina cada una. Es casi como el culo de un abusador y las caras de los mediocres que lo ensalzan, imposible saber donde empieza uno y donde acaba el otro y ademas las palabras de un mediocre pueden hacer tanto daño a quien sufre este acoso como a nuestro olfato lo que sale del culo del acosador y que le sirve como autobiografía, creo que no hacen falta aclaraciones.

 

Tengo que decir que este abuso y/o acoso verbal, físico y social no ocurre solo en un colegio o instituto. Sigue y seguirá ocurriendo toda tu vida, a veces el karma actúa por encargo, y de manera incorrecta, y esas víctimas se vuelven abusadores dispuestos a vengarse del planeta por lo que padecieron o simplemente porque son unos bastardos. Estamos viviendo, como niños se quitan la vida porque no aguantan más el infierno que viven en sus colegios/patios/calles. Estamos viendo alumnos de instituto que prácticamente se unen a sectas sociales(tribus urbanas, grupos de ideología extrema y que no tienen ni puta idea de ideologías en cuanto rascas un poco) porque es el único modo de sobrevivir y no ser destrozado cada día, como los bancos de peces en los cuales todos buscan ir juntos y en el centro para sentirse protegidos. Estamos cada día observando como los que destacan, los raros, los brillantes o los cada día más extraños valientes y sinceros, son jodidos por un abusador(de la manera que sea) que se siente amenazado, por unos mediocres que se ven puestos(y sus propios puestos) en evidencia. Tengo pruebas señoría de que actúan con nocturnidad, postmeditación, envidia, odio, desprecio y alevosía.

Pues voy a contaros una cosa a todos los abusadores, mediocres, envidiosos e incluso a la gente enferma de abulia que ve lo que hacen y no hace nada(compañeros, profesores y autoridades pertinentes) me gustáis por favor si esto va a durar toda la vida miradnos a los ojos y besadnos mientras jodéis , hacedlo épico que esto es para siempre y desde siempre, que lo sé no va a terminar, solo daros las gracias. Y os doy las gracias en nombre de todas las víctimas y gente que dañáis y os pido que sigáis.

Queremos que sigáis porque a esas personas a las que atacáis porque estáis muy jodidos y perdidos, aquellos a quienes perseguís, a los que pegáis aunque en realidad dentro muy dentro os duela, a esos a los que queréis asustar porque tenéis miedo y a los que en algunos casos envidiáis serán los que hagan música, de los que veréis sus historias transformadas en cine, serán los que leáis(lo estáis haciendo ahora cabrones). Los raros, los aislados, esos perdedores, solitarios(aunque esten con mucha gente), esos brillantes, esos homosexuales, lesbianas, esos que pierden la mirada porque ya les habéis quitado la sonrisa. Esos, queridos abusones, son los que ahora no tenéis más remedio que ver en pantallas, escuchar en sus músicas, leer en sus libros y artículos. Es más no solo eso, sino que además os va a gustar, nos vais a querer, nos vais a encumbrar, eso, solo eso y nada más. Justicia, venganza y amor, solo eso, bueno eso y recordaros que sois unos hijos de puta.

Manu Reyes López-Guevara
Periodista y escritor

 

BANNER-TESLA