El pasado 19 de mayo tuvo lugar una de las citas mas importantes (o la más importante) del año para la casa real inglesa. El príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle, consagrados ahora como duques de Sussex, contrajeron matrimonio en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. Al multitudinario evento acudieron personalidades del mundo del deporte, de la televisión y numerosos integrantes de la alta sociedad británica.

La indudable protagonista, Meghan, lució espectacular en un flamante vestido blanco impoluto. Muchas eran las conjeturas a cerca de cuál iba a ser la firma encargada de diseñar el vestido de novia de la duquesa, pero al final fue Givenchy el encargado de retratar la pureza de la misma. Su segundo vestido, el que llevó después de la ceremonia, llevaba la firma de Stella McCartney. Este, además, llevaba algo que la elegancia del primero no podía nublar: un anillo perteneciente a Lady Di, que fue regalo del príncipe Harry por su matrimonio.Flamante como siempre, Meghan acompañada del otro protagonista, el príncipe Harry, que también se cambió el traje militar que llevó durante la ceremonia por un majestuoso esmoquin para la celebración de las nupcias.

Además de ver los espectaculares vestidos de la novia, pudimos ver como toda la socialitè inglesa paseaba por el recinto del castillo de Windsor los modelitos más elegantes vistos hasta el momento. Entre los invitados pudimos encontrar personalidades de la talla de Camila de Cornualles, James Jorden y Julia Carey, Mike y Zara Tindall,  Victoria y David Beckham, o  Amal y George Clooney.

Si bien es cierto que la elegancia era el denominador común en los estilismos de todos los allí presentes, como siempre, hay personas que destacan y no sabemos muy bien por qué. Es el  caso de, por ejemplo, Amal Clooney, que nos presenta un espectacular vestido amarillo firmado por Estella McCartney. No sabemos si es el color, el corte del vestido o que ella está radiante con cualquier cosa, pero sí sabemos que es nuestra favorita.Otro vestido que nos ha dejado boquiabiertas (y ahora entenderéis por qué) ha sido el de Gina Torres. La actriz ha sabido llevar muy bien este vestido de Costarellos en tonos rojos con inspiración asiática. El rojo se funde con su piel, y resalta los tonos tostados de la misma. ¡Un 10 para ti, Gina!Troian Bellisario, conocida por su papel de Spencer en Pretty Little Liars, y mujer del también actor Patrick J. Adams, por el contrario, ha decido optar por un sencillo vestido en tono nude con detalles de pedrería en los hombros. ¿La firma encargada de crearlo? Temperly London. Su marca personal es siempre apoyarse en los básicos para resaltar, ¡pero es que a ella no le hace falta nada más!La siguiente de la que vamos a hablar es, ni más ni menos, la sobrina de  Lady Di. Lady Kitty Spencer es la hija de Charles Spencer, hermano de la fallecida. No podemos negar que Lady Kitty tiene un aura especial muy especial que nos recuerda a su tía: la tranquilidad y fragilidad que nos transmite su mirada nos recuerda a aquellos ojos azules que brillaban en el rostro de Lady Di. A la derecha, de verde esmeralda, Lady Kitty asombró a todos con un floreado vestido con un corte y un escote cuadrado que, sin duda, le favorecía como a la que más. Se ha rumoreado que su Dolce&Gabbana era una inspiración de un vestido también verde esmeralda que llevó en su día Diana de Gales. ¿Un homenaje quizás?

Cuando hablamos de elegancia, a veces, la palabra toma forma de mujer. En este caso, la elegancia ha estado presente en todos los looks elegidos. ¿Cuál es tu favorito?

Realizado por Sofía Sáez Pérez

BANNER-TESLA